Compartir

Vueling podría quedarse sin licencia para operar como aerolínea si persisten los problemas que han afectado a aeropuertos como el del El Prat desde el pasado viernes. Ana Pastor, ministra de Fomento en funciones, ha alertado que las compañías que incumplen la ley se arriesgan a que pueda haber una “suspensión de la licencia definitiva”.

“Las sanciones son sanciones económicas, pero las sanciones, cuando hay incumplimiento de la ley, pueden llegar hasta la suspensión de la licencia definitiva e ir a una licencia temporal”, apuntaba la titular de Fomento.

Por el momento, Pastor no ha concretado en ese sentido, como tampoco ha señalado el plazo que se baraja para certificar esas sanciones. La popular ha dicho únicamente que ese tiempo dependerá de lo que determine el instructor del proceso, “como siempre ha sido”.

La ministra en funciones ha recordado, además, que Vueling deberá presentar hasta el próximo mes de septiembre un plan de contingencia diario que debe ser “viable, creíble y aplicable” y que después se verá la decisión que se toma.

En lo que al corto plazo se refiere, la aerolínea, filial de IAG, propiedad de Iberia, deberá cancelar gran parte de sus operaciones previstas. ¿Cómo? A través de cancelaciones anticipadas que reduzcan el número de vuelos previstos diarios.

Esta decisión podría lastrar de forma importante los números de la compañía, ya que además de la mala imagen que tiene Vueling por lo ocurrido, la operadora deberá hacerse responsable de los costes de reestructurar dicha oferta.