Compartir

La policía turca ha lanzado una operación en Estambul y en la ciudad costera de Esmirna contra células del IS tras el atentado del pasado martes contra el aeropuerto internacional de Estambul que le ha costado la vida a 42 personas y ha dejado 200 heridos.

Las primeras informaciones apuntan a al menos 13 detenidos. Nueve de ellos en Esmirna, sospechosos de financiación y apoyo logístico al IS.

Pero la redada, comandada por fuerzas especiales, aún se encuentra abierta.