Compartir

El líder de Izquierda Unida Alberto Garzón ha reconocido este lunes que no está satisfecho con los resultados obtenidos en las elecciones generales de este domingo. La confluencia ha mantenido los 71 escaños que lograron por separado el 20-D aunque pierden más de un millón de votos. 

“El resultado es malo y no nos lo esperábamos. Es una mala noticia también para el país, porque seguirá gobernando el PP”, ha señalado.

Garzón ha defendido la confluencia Unidos Podemos. “La confluencia electoral ha sido una buena idea. Por separado los resultados hubieran sido mucho peores, ha asegurado el coordinador de IU. 

Aun así, ha reconocido que quizás el acuerdo con Podemos ha sido precipitado, que le ha faltado “trabajarlo más desde abajo”, pero que hoy por hoy “la confluencia es el único camino posible”. 

El líder de IU pide calma y asegura que van a explorar “cualquier alternativa que impida que el PP siga gobernando”.