Compartir

Mientras que el candidato del PP, Mariano Rajoy, ha manifestado ya su preferencia por el PSOE, en el partido socialista comienza el debate sobre cuál debe ser la estrategia en las semanas de negociaciones. El papel que adopte en PSOE resulta fundamental, puesto que a pesar de haber perdido escaños, con sus 85 votos en contra Mariano Rajoy tendría muy difícil gobernar.

Las primeras declaraciones de cargos del PSOE se han producido esta mañana y han evidenciado la división del partido. El líder de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, ha declarado en Onda Cero abiertamente que en su opinión “Rajoy tiene que ser presidente“. “Una mayoría de españoles ha dicho que quiere que Rajoy sea su presidente, y los demás no lo pueden obstaculizar“.

Sin embargo, el número dos de Pedro Sánchez, César Luena, ha hecho declaraciones justo en el sentido contrario en la Cadena Ser. “La vocación que tiene el PSOE es cambiar a Rajoy“. También Antonio Hernando ha señalado que, de momento, no está en los planes del PSOE facilitar el gobierno del PP: “Yo no veo la posibilidad de una gran coalición ni de la abstención, pero el PSOE tiene que hacer su reflexión“.

En este sentido ha invitado al PP a que dialogue con otras fuerzas políticas, como CDC.