Compartir

Durante el año 2015 en España nacieron 419.109 niños, 8.486 menos que en el ejercicio anterior, lo que se traduce como un 2% menos, mientras que las defunciones crecieron en un 6,7%, es decir, murieron 422.276 personas, 26.446 más que en 2014. Estos datos han sido difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La resta de nacimientos sobre las defunciones da un crecimiento vegetativo negativo, una situación que no se producía desde el año 1941, fecha en la que se comenzaron a registrar los datos anuales. 

Además, también ha alertado de que el número de nacimientos en 2015 es el menor registrado desde 2002 y que la edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo sigue en aumento y se sitúa en los 31,9 años. 

Por otro lado, el aumento de las defunciones, un 6,7%, es el mayor registrado desde 1971.

La esperanza de vida es de 82,7 años (79,9 años para los hombres y 85,4 para las mujeres), un dato que desciende por primera vez desde 2005.