Compartir

El tramo final de la campaña electoral por el 26J aparece ya marcado por la tormenta política desatada tras la filtración de las conversaciones de Jorge Fernández Díaz, actual ministro de Interior en funciones, y el director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso Laso, publicada por el diario Público. La conversación se remonta a 2014, y el director de la Oficina Antifraude le cuenta al ministro que están “investigando cosas de Esquerra“, pero que “son muy débiles“. Tras comentar los casos que podrían  afectar a Esquerra, el ministro le pregunta por otros partidos y políticos independentistas.

Fernández Díaz ha declarado esta mañana que la verdadera conspiración” es que a cuatro días de las elecciones se filtre esta conversación, que se grabó hace ahroa dos años. “Acusarme de conspirar para delinquir es una injuria y una calumnia y una estupidez. La única conspiración de la que se puede hablar es de grabar la conversación y difundirla dos años después. Y ahora primero se dispara y luego se pregunta“. Fernández Díaz ha ordenado una investigación sobre la filtración.

La oposición ha sido sin embargo unánime y rotunda al pedir ka dimisión de Fernández Díaz. Especialmente duro ha sido Albert Rivera. El líder de Ciudadanos ha señalado que “un ministro de Interior no puede inventar pruebas y tramas contra partidos de la posición“. “Esto no es Venezuela ni queremos que lo sea, pero algunos actúan igual que en Venezuela. Mucho hablar y luego actúan igual“.

Pablo Iglesias, por su parte, ha mostrado su sorpresa por la ausencia de este tema de las portadas de los medios. En una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' se ha referido al caso en estos términos. “He escuchado las grabaciones y vemos a un ministro del Interior que se supone que tiene que protegernos a todos aparentemente utilizando su cargo para investigar a rivales políticos. Eso debería implicar dimisión inmediata“.

Sánchez le ha enmendado la plana a Fernández Díaz al espetarle que “a los independentistas hay que ganarlos con argumentos, no con persecuciones”. “Lo digo sin aspavientos, de manera moderada. Tiene que abandonar la vida política de este país, honestamente lo digo. Lo tuvo que hacer hace tiempo, tras conocerse que se reunió con Rato, y ahora ya no tiene más justificación para seguir en el cargo“.

En cuanto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado desconocer las conversaciones filtradas. Durante una entrevista en Onda Cero ha considerado que se trata dedos personas que hablan de temas de su competencia“.