Compartir

Barack Obama ha asegurado este lunes que no hay ninguna prueba de que el autor del atentado de Orlando (Estados Unidos) que se ha cobrado la vida de 49 personas, haya sido dirigido por un grupo terrorista desde el exterior del país.

Según el presidente estadounidense, las autoridades “todavía no han encontrado pruebas de que actuara dirigido por un grupo terrorista”. Con estas palabras se ha referido al autor de la masacre, Omar Mateen, después de que el Estado Islámico haya reivindicado la autoría, atribuyéndola a uno de sus “soldados”.

La masacre ha sido calificada por Obama como “un claro ejemplo de extremismo autóctono que nos tiene preocupados desde hace tiempo”.

Obama también ha explicado que todo apunta a que Mateen se habría inspirado en informaciones encontradas en páginas webs extremistas para realizar el ataque en el club gay Pulse.

El presidente de EEUU ha hecho estas declaraciones después de una reunión privada que ha mantenido en la Casa Blanca con su equipo de seguridad nacional y de inteligencia.