Compartir

Unas horas después de la matanza en la sala Pulse de Orlando, en el estado de Florida, algunos medios de comunicación están teniendo acceso a algunas de las familias golpeadas por esta tragedia. El diario 'Daily Mail' ha conseguido una conversación entre una madre y su hijo, atrapado en la discoteca Gay y que huyó corriendo a los baños cuando empezó a escuchar los disparos.

En ese mensaje, el joven envía a Mina Justice, su madre, información sobre lo que está ocurriendo dentro de la sala. En un primer momento, su hijo le pide que llame a la policía porque está habiendo tiros en el centro de la pista baile. A continuación, pasados solo unos minutos, el chico se despide de ella con otro mensaje corto. “Está viniendo, voy a morir”.

Unos segundos después de ese mensaje, Justice volvió a tener noticias de su hijo. “Nos tiene aquí, está con nosotros”, pudo leer la mujer en la pantalla de su teléfono móvil. Varios minutos de diferencia entre uno y otro envío en los que el joven aclaraba que tenía claro que era un terrorista y que supuso el fin de la información sobre el paradero del joven.

Por el momento, según ha confesado al 'Daily Mail', desconoce si su hijo se encuentra o no entre el medio centenar de víctimas que ha dejado la masacre de la sala Pulse aunque Justice asegura temerse lo peor por no haber tenido noticias de él en las últimas horas. ¡Terrible!