Compartir

“Me manda esto un amigo de Venezuela: el pueblo se enfrenta a la policía chavista pidiendo comida. #NoPodemos tolerarlo”. Con este tuit publicado a última hora de este viernes, Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, quería continuar la polémica acerca de lo que ocurriría en España si gobernara la izquierda con Pablo Iglesias a su cabeza.

Eso sí, en esta ocasión, al menos, ese amigo se la ha jugado. Sin intentar saber de dónde venía el vídeo o mirar un poco su contenido, Casado ha insertado el vídeo que no correspondía a Venezuela sino que era de la República del Congo. Sí, encima las imágenes no eran muy recientes que se diga.

Ante este error que pretendía herir sensibilidades, los tuiteros han querido pedir explicaciones al político del Partido Popular, que no ha podido hacer otra cosa que borrar el tuit y rectificar en lo escrito. ¿Cómo? Subiendo, una imagen, ahora sí, de Venezuela.

Pese a ello, muchos no han podido reprimirse y han atacado duramente a Pablo Casado. Sí, la campaña empieza calentita…