Compartir

Hillary Clinton está a punto de cumplir el sueño de convertirse en la primera mujer candidata a la presidencia de los Estados Unidos. Este lunes sumaba ya 2.383 delegados, lo que le otrogaba la amyoría, según a la agencia AP, pero este martes ha sumado a esa cifra varios cientos al sumar las victorias de Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Sur y California. En estas circunstancias las posibilidades del otro aspirante demócrata, Bernie Sanders, de imponerse en la convención de finales de julio son mínimas.

La propia Hillary Clinton celebró anoche su triunfo con una exultante intervención en un escenario de Brooklyn, Nueva York, donde calificó su victoria de hito histórico. “Gracias a vosotros hemos logrado que en la historia de nuestra nación una mujer sea nominada por uno de los grandes partidos“, dijo. “Debemos mucho a los que vinieron antes. La victoria pertenece a generaciones de mujeres y de hombres que han luchado y se ha sacrificado y ha hecho posible este movimiento“.

Clinton también felicitó a Sanders por su “extraordinaria campaña” y le invitó a concentrarse ahora en “lo que nos une“.

Hillary Clinton tendrá que enfrentarse casi con toda probabilidad al multimillonario Donald Trump como candidato del Partido Republicano.