Compartir

Al menos once personas han muerto en el centro de Estambul al estallar una bomba al paso de un autobús de la Policía. Según las autoriades han fallecido siete policía y cuatro civiles. De acuerdo con las primeras informaciones el ataque tuvo lugar cerca de una comisaría de policía y parecía tener como objetivo claro a los agentes. La bomba fue activada por control remoto.

El lugar se encuentra cerca de la Universidad de Estambul y la mezquita de Kalenderhane, en una zona bastante turística.

A la zona han acudido ambulancias y, según algunos testigos, se han escuchado tiros poco después de la explosión.

También se han producido daños materiales en los locales y comercios de la zona, y la Policía ha evacuados los edificios cercanos. 

El pasado 13 de mayo cuatro personas murieron y otras 10 resultaron heridas tras un fuerte explosión en el sureste de Turquía. El país está siendo azotado por numerosas atentados en los últimos tiempos.