Compartir

Mohammad Khan Sheerani, líder de un consejo islámico paquistaní, ha sembrado la polémica tras proponer un proyecto de ley que permite a los hombres dar “unos pequeños golpes” a sus mujeres siempre y cuando sean de forma disciplinaria, es decir, en el caso de que una mujer desafíe las órdenes de un hombre, un ligero golpe es aceptable. 

Dicha propuesta, de 75 páginas, prohíbe el golpeo contundente, pero defiende que un pequeño palo es necesario para infundir el miedo. “A un marido se le debe permitir golpear ligeramente su esposa si ella desafía sus órdenes y se niega a vestir según sus deseos, si rechaza la demanda de relaciones sexuales sin ninguna excusa religiosa o no tomar un baño después de tener relaciones sexuales o de sus periodos menstruales”, explica la propuesta publicada en The Express Tribune y recogida por la CNN.

Esta propuesta del Consejo de Ideología Islámica son recomendaciones, pero no son aplicables a no ser que sea aprobada por los legisladores. Además, también recoge que se puede golpear a las mujeres que no usen hijab, si interactúan con extraños o si hablan demasiado alto. 

También sugiere la prohibición de que luchen en guerras (aunque si pueden participar en política y convertirse en jueces), recibir visitas de gente que no sean parte de la familia o tomar la píldora anticonceptiva sin el consentimiento de su marido.