Compartir

Los mossos d'esquardra acusados de dejar sin un ojo a Ester Quintana, durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012, han sido absueltos por la Audiencia de Barcelona. La Fiscalía pedía para ello dos años de prisión, mientras que la acusación particular reclamaba nueve años. 

Los jueces han considerado que no está probado que el escopetero y el subinspector del operativo fueran el autor y el responsable de los hechos aquella noche. También han señalado que no queda claro que le dispararan con una pelota de goma.

A Quintaba le alcanzó un proyectil en el ojo izquierdo cuando se encontraba en la confluencia del paseo de Gràcia con la Plaza Catalunya durante la huelga general de noviembre de 2012. Después de años litigando contra los mossos, consiguió que le indemnizaran con 261.000 euros y su director en aquella época, Manel Prat, dimitió. 

A mediados de 2014, el Parlament prohibió el uso de pelotas de goma como proyectiles contra las personas. Después de las protestas en el barrio de Gràcia durante estos días, la CUP ha denunciado en distintas ocasiones la “impunidad policial” de la que creen que gozan los mossos.