Compartir

Por precaución, el Gobierno de Castilla-La Mancha decidía el pasado lunes que los ocho centros escolares de Seseña (Toledo) no abrieran sus puertas hasta el próximo 1 de junio como consecuencia del humo tóxico que se encuentra suspendido en el aire del municipio provocado por el incendio del cementerio ilegal de automóviles.

Desde el pasado 13 de mayo, los colegios del municipio toledano han abierto solamente un día, circunstancia que desde la consejería de Educación, Cultura y Deportes que dirige Ángel Felpeto están evaluando. ¿Cuál es la situación más probable? Que los alumnos de los ocho centros educativos tengan que recuperar las horas lectivas perdidas, algo que ha causado molestia entre los padres y vecinos de Seseña, según 'La Tribuna de Toledo'.

Este diario local asegura que Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ha explicado que en el gobierno están estudiando la manera “menos difícil” de que los alumnos puedan ganar el tiempo en el que no han podido acudir a su colegio a terminar de forma habitual el último tramo del curso lectivo.

En estos momentos, el gobierno de Page negocia con la comunidad educativa para intentar que la situación no afecte a los alumnos de forma importante, ya que desde las propias asociaciones de padres y madres consideran que ellos no tienen culpa de lo ocurrido en el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña.

La situación más probable es que los alumnos de los colegios, en vez de salir en su horario habitual (las 13:00 horas), tengan que prolongar el horario lectivo hasta las 14:00 horas, es decir, 60 minutos cada día.