Compartir

El Gobierno de México ha autorizado la extradición de 'El Chapo' Guzmán a Estados Unidos. De esta manera, el líder del Cártel de Sinaloa, sería juzgado en Texas y California por narcotráfico. Esta decisión ha llegado después de que las autoridades norteamericanas garantizasen que no será condenado a muerte.

El Ministerio de Exteriores mexicano ha anunciado a través de un comunicado que “el Gobierno de México concede su extradición internacional al Gobierno de Estados Unidos”. El Gobierno de Peña Nieto ha resaltado que “se cumplen todos y cada uno de los requisitos previstos en el Tratado de Extradición”. Además, han recordado que el Gobierno de EEUU ha dado garantías de que no será condenado a muerte.

Tras la extradición, al Chapo le espera un juicio en Texas por asociación delictiva, delincuencia organizada, delitos contra la salud pública, posesión de armas, homicidio, y lavado de dinero. Y a otro en California por importar y poseer cocaína para su distribución.