Compartir

El anuncio de Patrick Calvar, director general de seguridad interior, tuvo lugar en sede parlamentaria durante la última comisión de seguridad. “Francia es hoy, sin duda, el país más amenazado. Daech -acrónimo del ISIS- planea nuevos ataques para vengarse” por los bombardeos que sufre en Siria o Irak. Según Calvar, los terroristas utilizan redes de apoyo en Turquía y centros de acogida en Bélgica.

¿Cuántos terroristas estarían dispuestos a tentar en suelo francés? 645 franceses están ahora en Siria o Irak. Otros 240 han regresado. Todos ellos son tenidos en cuenta por los investigadores ya que  no en vano, los autores de los ataques del año pasado en París habían sido entrenados en Oriente Próximo

Francia ha detenido hace unas semanas a los tres primeros individuos radicalizados que intentaban ir a Libia, el nuevo destino de muchos yihadistas. Según cuenta el diario El País, en Libia ya hay varios franceses y los servicios de información temen que se cree una nueva vía de captación de extremistas

Con estos datos,  el futuro que plantean los servicios secretos galos no es precisamente optimista:  terroristas veteranos con problemas psiquiátricos que vuelven a Francia y que serán imprevisibles y enfrentamientos violentos en suelo europeo entre islamistas radicales y activistas de extrema derecha. Así, según Calvar “uno o dos atentados más y llegará“.