Compartir

Sí, digo bien, la
final entre los equipos de Madrid no tiene importancia, el próximo 26 de junio
se vuelven a jugar las dos semifinales de la Champions League, y la verdad es
que se presentan apasionantes e inciertas. A estas alturas de la temporada
quizá ya estemos algo hartos de fútbol, pero es lo que hay.

 

PRIMERA SEMIFINAL:
PSOE-PODEMOS

 

Después del reciente
y esperado fichaje de Alberto Garzón por Podemos, valorado en 15 millones de
euros, que es la deuda que IU no podía pagar de ninguna manera, se refuerza de
forma notable la escuadra morada, que ahora tiene posibilidades reales de batir
a los “red devils” de Sánchez, que está fuertemente cuestionado por su propio
vestuario. Podemos presentará su equipo de gala, que será el que las bases,
digo Iglesias, le dé la gana. Mientras tanto el PSOE todavía no sabe cuál será
su formación titular, que dependerá de los deseos de su segunda (o primera)
entrenadora, Susana Díaz, que está como loca por mandar a Sánchez a su filial.

 

SEGUNDA SEMIFINAL:
PP-CIUDADANOS

 

El equipo azul presentará
una alineación clásica, nada renovada, A pesar de que el Real PP lleva jugando
con el mismo delantero muchos años y a pesar también de todos los escándalos
que les acompañan desde el principio de la temporada, aún son una escuadra
potente.  Se confirma que su utillero
preferido, Bárcenas, no podrá viajar con el equipo, ya que algunos asuntos lo
retienen en Madrid. Por parte de los naranjas, presentarán un equipo joven e
ilusionado, con su pichichi Rivera al frente, que, de salida, ya quiere pactar
hasta con el árbitro. Su objetivo es llegar vivos a la siguiente ronda, cosa
que parece que pueden conseguir.

 

En definitiva, dos
grandes choques que nos tienen más aburridos que salir de fiesta con Rajoy.

 

Vicente Raga

Facebook.com/Vicent.Raga