Compartir

Los periodistas liberados tras pasar un año de secuestro en Siria y que esta mañana llegaban a la base de Torrejón, en Madrid, se encuentran cansados y “desbordados“, motivo por el cual no se han visto con fuerzas de ofrecer una rueda de prensa. Nada más llegar a Madrid se han abrazado a sus familiares, con quienes han acudido a una cafetería del centro de la capital.

Sí han trascendido, pese a todo, algunos detalles sobre su cautiverio. El CNI los tuvo localizados en todo momento, y los periodistas dicen haber sido bien tratados. Eso sí, permanecían encerrados en habitáculos el 90% del tiempo, y han estado en al menos seis casas diferentes desde que fueron secuestrados en julio de 2015. Al principio, en los alrededores de la ciudad de Alepo, donde se hallaban cubriendo la guerra en el momento de su secuestro. Después en algún lugar inconcreto cerca de la frontera con Turquía.

El CNI solicitaba de forma periódica pruebas de vida, consistentes en hacerles llegar preguntas de familiares y amigos que solo ellos podían contestar correctamente.

Se esperaba su liberación desde principios de este año, pero el momento se ha venido retrasando hasta ahora. Todo ello en el marco de una operación en la que, según ha reconocido el Gobierno, ha sido determinante la actuación de países amigos, como Turquía o Catar.

A PAMPLIEGA LE SEPARARON

Si bien durante los primeros seis meses de cautiverio los tres periodistas permanecieron juntos, a partir del tercer mes los secuestradores se llevaron al reportero Antonio Pampliega aparte, y no se habían reencontrado hasta este sábado.

Antonio Pampleiga, José Manuel López y Ángel Sastre tienen buen aspecto, si acaso parecen algo más delgados. Los tres estuvieron secuestrados junto con el periodista japonés Jumpei Yasuda y una mujer alemana embarazada.

Antonio Pampliega (Madrid, marzo de 1982), es periodista desde enero de 2008, ha trabajado como freelance en Irak, Líbano, Pakistán, Egipto, Afganistán, Haití, Honduras, Somalia, Sudán del Sur y en la guerra de Siria, conflicto que ha cubierto desde 2011 para los principales medios de comunicación españoles e internacionales. Pampliega ha colaborado con El País y formó parte del equipo de “Infiltrados”, programa emitido en la cadena Cuatro, que se abrió con una historia sobre Siria.

Ángel Sastre, Premio Larra de Periodismo 2010, trabajó como corresponsal de CNN + y Cuatro TV, durante seis años. También hizo reportajes sobre Siria y Palestina para el canal Cuatro y los diarios La Razón y El Confidencial.

José Manuel López es fotoperiodista especializado en cobertura de guerra. Formó parte del equipo de La Crónica de León durante 11 años, luego tomó su maleta para trabajar como independiente en Afganistán, Irak, Palestina, Irán, Kosovo, Haití, Guatemala, Nagorno -Karabaj, Venezuela y la República Democrática del Congo, entre otros lugares. Su trabajo se ha publicado en grandes medios de comunicación, como The New York Times. Es colaborador habitual de la Agencia France Presse con coberturas en Siria, Sudán del Sur y Somalia.