Compartir

España cerró el año 2015 con un déficit del 5,08%, unos 10.000 millones de euros más de lo pactado con Bruselas. Nuestro país podría ser así el primero en estrenar un sistema de multas por incumplimiento. Sin embargo, según revela el diario El País, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha enviado una carta a Bruselas para solicitar al presidente de al Comisión Europea, Jean Claude Juncker, que tenga en cuenta la situación política española.

En dicha carta se comprometería a un recorte adicional para evitar la sanción de Bruselas. En concreto se compromete a ampliar el acuerdo de no disponibilidad de gasto en las administraciones central y autonómica con el objetivo de llegar al 3% de déficit en 2017. Eso supondría un recorte adicional de 4.000 millones de euros respecto de los previsto para 206.

Bruselas debatirá en los próximos diez días la apertura de un proceso sancionador con una multa que puede ir de los cero a los 2.200 m illones de euros. Eso sí, la multa no llegará antes del 26J.