Compartir

El líder de Podemos, Pablo Iglesias parece convencido ahora de que el PSOE debe ser “un aliado” tras las elecciones del 26-J. Asegura que permitirá a Sánchez ser su vicepresidente para aunar a todas las fuerzas a la izquierda del PSOE. En esta situación, el líder de la formación morada ha añadido que el PSOE “tendría la legitimidad para reclamar la vicepresidencia” si queda por debajo de Podemos. “Aunque ganemos”, ha añadido, “tenderemos la mano al PSOE”. “En este caso, lo fundamental es salir a ganar. Para nosotros superar al PP y poder ganar las elecciones sería un éxito. No nuestro, sino del país. Por eso es importante intentar ponernos de acuerdo con otros. Para nosotros, el PSOE tiene que ser un aliado, aspiramos a gobernar con ellos”, ha recalcado.

Iglesias ha lanzado también un aviso al sector de Izquierda Unida más crítico con el pacto que negocian los secretarios de Organización de las dos fuerzas. El dirigente de Podemos ha afirmado que el excoordinador general Gaspar Llamazares “representa el pasado”.  Sus palabras no han podido ser más claras a este respecto: “Tengo mucho respeto por el señor Llamazares, creo que ha sido un magnífico parlamentario, pero creo que es evidente que representa el pasado y Alberto representa el futuro. Yo sí me veo construyendo futuro con Alberto”.

Así, mientras IU continúa con la consulta a sus bases sobre la confluencia con Podemos, el secretario general de esta última formación reconoció hoy ue habla con Garzón “a diario” y ha asegurado que ambos están convencidos de que la mayor parte de sus organizaciones quiere un acuerdo. “Tenemos que respetarnos todos. Lo que está claro es que si hay un Gobierno tiene que haber un Gobierno plural”, ha dicho.