Compartir

San Juan, 27 abr (EFE).- El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, afirmó hoy que la isla incurrirá en un impago de 470 millones de dólares el próximo lunes.

“El próximo lunes hay un impago. Lo estoy diciendo hoy”, señaló el jefe del Ejecutivo puertorriqueño en declaraciones a los periodistas tras participar en una ceremonia en San Juan en honor a un grupo de militares excombatientes puertorriqueños.

Añadió que le parece difícil que, con un vencimiento a la vista, “de aquí al lunes encuentre 470 millones de dólares que no hemos encontrado hasta ahora”.

García Padilla confirma lo que el Gobierno puertorriqueño ha señalado durante las últimas semanas de que la falta de liquidez hace imposible el pago de la deuda y la prestación de servicios públicos básicos.

“Estamos trabajando con los acreedores un acuerdo para que Puerto Rico se vea menos perjudicado, pero un acuerdo que logre impedir un impago no creo que se logre”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Las declaraciones de García Padilla fueron confirmadas en conferencia de prensa por el secretario de Asuntos Públicos de Puerto Rico, Jesús Manuel Ortiz, quien señaló que no hay dinero y que todo está en manos del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), brazo financiero del Gobierno que negocia con los acreedores.

“Las negociaciones continúan y se está haciendo todo lo posible para llegar a un acuerdo”, indicó Ortiz.

Dijo que la presidenta del BGF, Melba Acosta Febo, negocia en estos momentos con los acreedores ante la imposibilidad de saldar el millonario pago que vence el próximo domingo.

“Sabemos que estamos contra el reloj. Ya se han dado varios intercambios de propuestas. Nos encontramos trabajando y la negociación continúa”, destacó.

Ortiz señaló que el Gobierno busca la unidad entre todos los puertorriqueños para hacer frente común en el objetivo de lograr que el Congreso de los Estados Unidos promueva normativa que facilite una reestructuración ordenada de una deuda, que ronda los 69.000 millones de dólares.

La Cámara de Representantes estadounidense promueve una normativa para atender el problema de la deuda de Puerto Rico, que incluye una junta de supervisión sobre el Gobierno de la isla que el Ejecutivo caribeño rechaza por entender que vulnera su autonomía. EFE