Compartir

Malabo, 23 abr (EFE).- Los ecuatoguineanos viven hoy una jornada de reflexión previa a las elecciones presidenciales de mañana, en las que el candidato del oficialista Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), Teodoro Obiang, previsiblemente resultará ganador y podrá renovar su mandato por otros siete años.

A falta de 24 horas para que los ciudadanos acudan a las urnas, el partido de Obiang, apoyado por 9 de las 15 formaciones legales en el país, animó a los electores a votar para continuar con el proceso de paz, desarrollo y diálogo nacional.

Obiang cerró anoche su campaña electoral en un acto en la ciudad de Bata, la más poblada de la parte continental del país, que ha sido difundido hoy por los medios oficiales.

“Nuestra victoria es segura y siempre triunfaremos”, dijo Obiang, de 73 años, antes de recordar que “la democracia no es un producto de importación”.

El presidente de Guinea Ecuatorial, que lleva 36 años en el poder, agregó que “no tenemos que hacer la democracia como Estados Unidos, Francia o España. Somos africanos y vamos hacer nuestra democracia como africanos”.

“Hay algunos que dicen que tenemos que hacer la democracia como España (la antigua metrópoli). No trato de criticar, pero es una realidad, en estos momentos España es incapaz de formar gobierno”, una situación que Obiang calificó de “desorden”.

El presidente, uno de los más longevos de África, recordó que el lema de la formación política que él mismo fundó en 1986 es “el número de militantes igual a número de votantes”.

“Haré más de lo que estoy haciendo”, prometió Obiang, antes de asegurar que los demás candidatos emplean la “demagogia política para confundir al pueblo”.

“Del exterior no esperamos nada. En los primeros años (de mi gobierno) esperaba la ayuda del exterior y esta ayuda nunca llegó”, se quejó el mandatario.

Estos comicios son los primeros que el Jefe de estado de Guinea Ecuatorial convoca tras la reforma de la Ley Fundamental (Constitución) aprobada en referéndum en noviembre de 2011, en la que se limitó el mandato presidencial a dos periodos de siete años cada uno.

Aunque Obiang lleva en su haber tres periodos consecutivos, la Constitución reformada en 2011 le posibilita a presentarse nuevamente en estos comicios, cuyo mandato, de resultar vencedor, expiraría en 2023 cuando cumpliría 81 años, de ellos 44 en el poder.

Estas elecciones se convocan cuando el país atraviesa su peor crisis económica, que dura ya tres años como consecuencia del bajo precio del petróleo y que ha conllevado el cierre de varias empresas de construcción que operaban en el país, que han despedido a más de 3.000 trabajadores.

Obiang, elegido nuevamente candidato para estos comicios por el PDGE y su coalición, revalidó su último mandato de siete años por tercera vez consecutiva con “mayoría aplastante” en las elecciones celebradas en noviembre de 2009, en las que se hizo con el 96,7% de los votos de los 332.040 electores.

Por su parte, el ministro del Interior y presidente de la Junta Electoral Nacional (JEN), Clemente Engonga Nguema, ha emitido una orden ministerial en la que a partir de las 12 de esta noche está prohibido beber alcohol.

Por ello ha ordenado el cierre de los bares en todo el territorio nacional, así como la circulación de vehículos no autorizados.

Según la orden, solo circularan los vehículos de los miembros e inspectores de la JEN, juntas electorales, observadores internacionales, Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado, los presidentes de los órganos constitucionales y miembros de Gobierno, entre otros. EFE