Compartir

Nueva York, 22 abr (EFE).- El Gobierno español confía en que la protección del medio ambiente sea un compromiso que una a todos los partidos políticos y confía en que el Parlamento pueda aprobar una ley que siente principios para luchar contra el cambio climático.

Así lo destacó la vicepresidenta del Gobierno español en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en declaraciones a los periodistas para recordar los compromisos que firmó hoy en la ONU para la protección del medio ambiente.

En la sede de Naciones Unidas, Sáenz de Santamaría representó a España en la firma de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, que fue completada en París el 12 de diciembre pasado y tiene el apoyo de 196 naciones.

Más de 170 países, de los cuales unos sesenta estuvieron representados por jefes de Estado y de Gobierno, acudieron hoy a la sede de la ONU para estampar su firma en el tratado, y hubo coincidencias por la ocasión histórica que se vivía hoy.

“Es un día importante (…). Es un momento histórico”, dijo Sáenz de Santamaría en declaraciones a los periodistas en el Instituto Cervantes de Nueva York, en las que abordó temas nacionales y también los puntos principales del documento que suscribió hoy.

La vicepresidenta dijo que, aunque el Gobierno actual esté en funciones, la protección del medio ambiente “debería ser un compromiso de todos, y al menos lo es del partido que sustenta el Gobierno”.

En ese sentido, anunció que una de las próximas leyes que puedan llevarse al Parlamento sea una ley de cambio climático que recoja “todos los instrumentos y todos los mecanismos necesarios para poder cumplir los objetivos” que se han suscrito hoy en la ONU.

Destacó que España, por ejemplo, es líder en sectores como tecnología renovable y se encuentra en “las mejores condiciones para cumplir los objetivos” que ha definido la ONU en la Convención Marco sobre el Cambio Climático.

“Venimos con los deberes muy hechos, con una senda muy marcada”, insistió la vicepresidenta en funciones acerca de la situación que tiene España en ese sentido y en relación con los compromisos que regirán cuando entre en vigor el llamado Acuerdo de París.

Al igual que destacó en el discurso que pronunció después de rubricar el tratado, Sáenz de Santamaría dijo que España defiende “más eficiencia energética” y recordó que su país y Portugal están muy involucrados en programas como interconexiones eléctricas.

En su discurso previo, en una de las salas de la ONU, Sñahez de Santamaría insistió en que el acuerdo que acababa de firmar a nombre de España fija un sistema de “solidaridad global” basado “en el justo equilibrio entre las renuncias y las compensaciones”.

“Los efectos del cambio climático nos afectan a todos; nadie queda a salvo de sus consecuencias”, afirmó en su mensaje.

“Al firmar este acuerdo, nos obligamos con nuestros hijos, con nuestros nietos. Cada generación, hoy la nuestra, asume su responsabilidad medioambiental con las venideras”, agregó la vicepresidenta del Gobierno español en funciones.

También recordó que España, junto con el resto de los países de Europa, se ha comprometido a una reducción del 40 % de las emisiones en el año 2030 respecto a los niveles de 1990.

Asimismo, señaló que España ampliará también las interconexiones energéticas para hacerlas más eficientes y aumentará sustancialmente sus aportaciones anuales para la financiación climática para llegar a duplicarlas a partir del 2020.

“Será entonces cuando alcancemos niveles en el entorno de los 900 millones”, añadió. EFE

ag/cd

(foto) (audio) (vídeo)