Compartir

Redacción Internacional, 22 abr (EFE).- Unos 300 efectivos del Ejército ecuatoguineano mantienen cercada la sede del partido opositor Ciudadanos por la Innovación (CI), a cuyo líder, Gabriel Nsé Obiang, se le ha prohibido concurrir a los comicios presidenciales del domingo, cuya campaña electoral concluye hoy.

En declaraciones telefónicas a Efe desde la sede del partido en Malabo, Nsé dijo que la situación es de calma tensa, una vez que los militares parecen haber desistido de llevar a cabo un asalto, cosa que durante la tarde parecía que iba a producirse de manera inminente, según manifestó él mismo.

Nsé declaró que se puso en contacto con el Cuerpo Diplomático acreditado en Malabo en un intento por detener lo que parecía un asalto inminente por parte del Ejército, que la pasada madrugada ya atacó la sede de la formación opositora, a consecuencia de lo cual tres personas resultaron heridas de bala.

El dirigente opositor manifestó que en particular se mantuvo en contacto con las embajadas de España y Estados Unidos, quienes le comunicaron que estaban “negociando con el ministro del Interior” ecuatoguineano, Clemente Engonga.

Por el momento, no se ha podido confirmar en medios diplomáticos la existencia de tales contactos.

A juicio de Nsé, “el ministro ha debido de recibir alguna llamada para detener el asalto porque ha habido mucha presión diplomática”.

Según afirmó Nsé, Engonga recibirá mañana, sábado, a las 12.00 (11.00 GMT) a representantes del Cuerpo Diplomático y dos horas después se entrevistará en su despacho con el dirigente opositor.

“Esta tarde parecía que iban a asaltarnos pero han debido de hacerse llamadas y cambiaron” de actitud, dijo Nsé.

El líder opositor, cuya participación en las elecciones presidenciales del próximo domingo ha sido prohibida por la Junta Electoral Nacional, aseguró que en la sede del partido permanecen refugiados cerca de doscientos seguidores, entre ellos mujeres y niños.

Según relató a Efe Nsé, en el ataque de esta madrugada resultaron heridas tres personas, una de las cuales se encuentra grave pero estable tras recibir un disparo en el pecho y ha sido hospitalizada tras haber sido evacuada de la sede del partido con la intermediación de la embajada de Estados Unidos.

Tras el ataque de esta madrugada los militares permitieron entrar en la sede a representantes diplomáticos de las embajadas de Estados Unidos y España, lo que no ha sido confirmado por fuentes diplomáticas.

Nsé Obiang afirmó que tiene la convicción de que el objetivo de los militares es “destruir la sede del partido” y matarlo.

Ciudadanos por la Innovación había llamado esta semana a boicotear las elecciones presidenciales, después de que la candidatura de su líder fuera anulada por “falta de arraigo” en el país.

A los comicios concurrirá nuevamente como candidato el presidente ecuatoguineano y líder del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), Teodoro Obiang Nguema, de 73 años, quien accedió al poder en 1979 tras un golpe de Estado y aspira a obtener un nuevo mandato de siete años.

Gabriel Nsé Obiang, a quien se considera uno de los principales adversarios del presidente Obiang, fue excluido hace unas semanas de la carrera electoral por la Junta Electoral Nacional (JEN), “por no tener arraigo en el país los últimos cinco años ininterrumpidos, conforme se prevé” en la Constitución.

Por ello, CI pidió a los electores decir “no a las urnas el próximo día 24 de abril de 2016”.

A juicio de la formación opositora “la victoria electoral del PDGE supone la continuidad de la esclavitud dictatorial para Guinea Ecuatorial”.

Recuerda que la continuidad de Obiang significa “más desempleo y miseria económica, así como más violación de derechos humanos, más retraso en la educación y más precariedad en el sistema sanitario del país”. EFE