Compartir

Para la edición de 2016, que se celebrará entre los días 5 y 8 de mayo, el Salón Inmobiliario de Madrid va a contar con más de 200 empresas del sector que comercializarán sus viviendas, un 25% más de participación que en los salones anteriores. Por primera vez desde la crisis, las viviendas que se venden sobre plano superan a las entregadas llave en mano, circunstancia que, sumada al 20% de aumento de concesiones hipotecarias y el incremento del 11% de compraventas, indica la recuperación del sector.

Una novedad para este año será el nuevo área SIMAPRO, dedicado a los profesionales y las empresas del sector para la comunicación, colaboración y el establecimiento de nuevas relaciones comerciales. Pero serán los particulares los que tendrán un papel central en esta feria, cuyo acceso a la página web antes de la celebración del salón ya ha aumentado un 6% con respecto a años anteriores, y donde podrán recibir toda la información sobre el mercado y los productos hipotecarios para acceder a una vivienda. Durante estos días, por ejemplo, los usuarios podrán consultar la amplia oferta de pisos en Madrid de Premier, importante empresa inmobiliaria que participará en el salón, entre otras.

Los organizadores han resaltado el creciente atractivo del mercado residencial español para las empresas internacionales, que este año estarán presentes en SIMA tanto para captar nuevas inversiones como para ofrecer sus productos. Países como Estados Unidos, Brasil, Singapur, Hungría, Reino Unido o Portugal participarán en esta nueva edición, con más de treinta marcas comerciales. También tendrá mucha presencia México, país que en el sector mueve unas inversiones de cerca de 60.000 millones de euros al año.

También se espera en el salón el regreso de los jóvenes menores de 35 años en busca de su primera vivienda, perfil que en los últimos años había desaparecido del mercado por la situación de inestabilidad laboral y la falta de financiación, que se prevé que supongan hasta un 42% de los compradores, así como los pequeños inversores y particulares que buscan una segunda vivienda de carácter vacacional. Con todas estas circunstancias tan positivas, es previsible que SIMA 2016 sea un éxito en cuanto a oportunidades de negocio y una muestra de la recuperación del sector inmobiliario.