Compartir

México, 20 abr (EFE).- México e Italia acordaron hoy fomentar la cooperación empresarial y seguir fortaleciendo la creciente inversión entre ambas naciones, en el marco de la visita del primer ministro italiano, Matteo Renzi, al país latinoamericano.

En un mensaje a los medios en el Palacio Nacional de la capital mexicana, el presidente Enrique Peña Nieto destacó que la inversión entre los dos países se ha incrementado considerablemente en los últimos años, tendencia que previsiblemente continuará.

“La relación históricamente registrada con México hasta hace muy poco era de menos de mil millones de dólares”, dijo el mandatario mexicano, y añadió que para el periodo 2016-2017, únicamente en el sector energético, se tienen inversiones de más de dos mil millones de dólares.

La empresa de neumáticos Pirelli comprometió para 2017 unos 600 millones de dólares, continuó Peña Nieto.

En México operan cerca de 2.000 empresas con capital italiano, repartidas entre la capital y los estados de Guanajuato y San Luis Potosí (centro del país).

Renzi complementó mencionando la inversión de más de mil millones de dólares de la empresa de energías renovables Enel Green Power y la presencia en México de la aseguradora estatal a las exportaciones Sace.

El encuentro también sirvió para plasmar la “voluntad de trabajar” de forma conjunta en ámbitos tales como seguridad y defensa, expuso el primer ministro.

El gobernante italiano llegó la mañana de hoy a México acompañado de un grupo de empresarios italianos para favorecer los vínculos políticos, de movilidad y económicos, ahondando especialmente en este último aspecto.

En este sentido, se acordó avanzar en la cooperación para el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, subrayó el presidente mexicano.

Peña Nieto aprovechó para agradecer al Gobierno italiano el “apoyo” para la actualización del acuerdo de cooperación y comercio entre la Unión Europea y México, lo cual permitirá “seguir impulsando la relación comercial entre Italia y México”.

También hizo ver el paralelismo entre las reformas emprendidas en ambos países, necesarias “para hacer frente a este clima convulso, volátil, que en lo financiero el mundo nos está presentando”.

“Algunos siguen pensando en construir muros; otros en América y Europa siguen viviendo de miedos. Es momento de tener un modelo distinto”, declaró a su vez el líder italiano.

Agregó que “la política requiere valor, no solo miedo, y la manera de vencer al miedo es hacer reformas, presentarnos con credibilidad y hacer lo que ha hecho Enrique en estos años”.

Además, los gobernantes confirmaron la puesta en marcha de un vuelo directo Roma-Ciudad de México a partir del próximo junio y a través de la compañía aérea Alitalia.

Lo anterior, argumentó Matteo Renzi, es una oportunidad muy “positiva” que beneficiará al turismo, los negocios y la cultura.

El presidente de México recordó el “intenso intercambio cultural” entre los países, reflejado en la exposición de Frida Kahlo desarrollada en Roma en 2014 y las muestras de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel en la Ciudad de México el año pasado, que “rompieron récords de asistencia”.

Renzi dijo que el líder mexicano señaló en su encuentro que los colores de las banderas de ambos países son los mismos, y que los lábaros patrios en sí son muy similares. “Y también nuestras culturas son muy similares y tienen rasgos de identidad importantes”, abundó.

En la comida oficial efectuada posteriormente, Peña Nieto resaltó la “tradición diplomática de más de 140 años” de México e Italia, y apostó por “seguir encontrando coincidencias y áreas de oportunidad para afianzar nuestros vínculos como socios, amigos y aliados estratégicos”.

Italia es el tercer socio comercial para México entre los países de la Unión Europea, así como el undécimo a nivel mundial. EFE

irg/msc/ics