Compartir

Bruselas, 20 abr (EFE).- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confirmó hoy que la Alianza y Rusia mantienen “profundos desacuerdos” por la crisis en el este de Ucrania, tras la primera reunión de embajadores en casi dos años.

“La OTAN y Rusia mantienen profundos desacuerdos (…) La reunión de hoy no ha cambiado eso”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa al término del primer Consejo OTAN-Rusia desde junio de 2014.

Confirmó que la Alianza no retomará por el momento la cooperación práctica con Moscú, interrumpida por la crisis ucraniana, aunque calificó de “muy útil el intercambio sobre transparencia y previsibilidad” para reducir riesgos de las actividades militares rusas.

El secretario general aliado aseguró que el diálogo político es “necesario y útil en tiempos de tensiones”, pero dejó claro que a pesar de la “franca y seria” discusión que han mantenido no se puede decir que la OTAN “vuelva a la normalidad con Rusia”.

“Todos estamos de acuerdo en mantener abiertos los canales de diálogo por nuestro propio interés”, apuntó.

Este Consejo OTAN-Rusia abordó la situación en Ucrania y en Afganistán y la necesidad de incrementar la transparencia de las actividades militares para evitar incidentes como el de la semana pasada en la región del Báltico, donde un avión ruso comprometió a una aeronave y un barco estadounidenses.

Stoltenberg consideró que una transparencia mayor puede contribuir a “más seguridad en Europa” y a reducir el riesgo de que se produzca un incidente militar.

En ese contexto, señaló que varios países aliados hicieron hoy propuestas sobre cómo modernizar el Documento de Viena sobre transparencia militar.

Por lo que se refiere a Ucrania, Stoltenberg señaló que “las acciones de Rusia” contra ese país “han llevado al estado actual de nuestras relaciones”, y aseguró que los aliados se mantienen firmes en no recuperar la cooperación práctica con Moscú “hasta que vuelva al respeto de la ley internacional”.

Los aliados “dejaron claro que siguen firmes en su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania” y que “no reconoceremos la anexión ilegal de Crimea” por parte rusa, dijo.

Además, consideraron “profundamente perturbador” el incremento de violaciones del alto el fuego en el este ucraniano y los ataques a observadores de la OSCE, e instaron a la “total y rápida” aplicación de los acuerdos de paz de Minsk, para lo que Rusia tiene a su juicio “una responsabilidad significativa”.

Stoltenberg recordó que el respeto al derecho de cualquier nación a elegir sus propios acuerdos de seguridad es un “principio fundamental del Consejo-OTAN Rusia que debe observarse”.

Por último, sobre Afganistán, recalcó que todos los países deben apoyarle para “que alcance su meta de estabilidad y seguridad”, ante los desafíos y la amenaza terrorista a las que se enfrentan sus fuerzas de seguridad.

“El Consejo OTAN-Rusia nunca fue suspendido y espero que volvamos a reunirnos”, concluyó Stoltenberg, para quien el encuentro de hoy contribuyó a “una capacidad mejor para hablarnos, lo que creo que es de particular importancia en tiempos difíciles como lo son ahora”. EFE

rja/cae/lab