Compartir

Barcelona, 18 abr (EFE).- El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado hoy que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le dirá al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que su propuesta de referéndum “no cabe en la Constitución” y que la unidad de España “no es negociable”.

En declaraciones a los periodistas, Fernández Díaz ha indicado que el anuncio que hizo ayer Puigdemont, en el sentido de que el próximo miércoles le planteará a Rajoy su propuesta de referéndum para Cataluña, forma parte de la “lógica de su discurso”, aunque ha advertido de que Rajoy le responderá de forma “muy clara” que su propuesta “no cabe en la Constitución”.

“La unidad de España, la unidad de todos los españoles ante la ley, hayan nacido donde hayan nacido, residan donde residan, y la soberanía nacional, que reside en el conjunto del pueblo español, no es negociable”, ha insistido el ministro.

Fernández Díaz ha afirmado que el derecho a decidir que reivindica parte del soberanismo catalán es un “eufemismo” del derecho a la autodeterminación, que “no cabe en la Constitución” y que no está reconocido en “ninguna Constitución democrática del mundo” ni en la carta de Naciones Unidas.

“Es evidente que el presidente del Gobierno le va a decir, a esos efectos, lo que ha dicho por activa y por pasiva: que eso no cabe en la Constitución, que la soberanía nacional radica en el conjunto del pueblo español y que si un día tuviera que hacerse un referéndum sería en el marco de la Constitución y sobre el que decidirían el conjunto de los españoles, porque la soberanía nacional no es compartimentable, no es divisible”, ha remarcado.

“Uno lo puede plantear, pero sabe que no es negociable. No hay otra respuesta que la que da la Constitución y que ya se ha dado por activa y por pasiva”, ha apuntado el ministro.

En cualquier caso, Fernández Díaz ha indicado que, más allá de la reivindicación del referéndum, “la vida sigue” y que, por lo tanto, hay cuestiones que afectan a la “vida cotidiana” de los ciudadanos sobre las cuales hay muchos aspectos que “abordar y hablar”.

“Seguramente lo tendrá que hacer el Gobierno que se constituya, si hay nuevas elecciones después de las nuevas elecciones y si no, en todo caso, no un Gobierno en funciones como estamos nosotros”, ha alegado.

Entre los aspectos que cree que afectan a la vida diaria de los catalanes y que “trascienden a lo que para algunos es vital, que es la reivindicación (soberanista)”, el ministro ha citado la lucha contra el paro y la exclusión social, así como fortalecer la recuperación económica para salir de la crisis. EFE