lunes, 21 septiembre 2020 14:57

Alcalde ve su arresto un atropello y la oposición se abre a posible moción

Granada, 15 abr (EFE).- El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha mantenido hoy que si su detención no estaba autorizada judicialmente se ha cometido “un atropello”, y ha vuelto a rechazar la posibilidad de dimitir de momento, lo que ha llevado al PSOE a anunciar una ronda de contactos para estudiar un cambio de gobierno.

Después de que la Fiscalía General del Estado y la Policía Nacional se enfrentaran ayer por el arresto y registro del domicilio particular del alcalde, que el ministerio público dice no compartir mientras la Policía se justifica amparándose en la autorización emitida por la juez para llevar a cabo los registros efectuados, Torres Hurtado ha dicho sentirse “indefenso y acosado” y ha ido más allá al preguntarse quién está detrás de su detención policial.

“Si estaba ordenada por un juez no tengo nada que decir, pero si ha estado dada por un mando político-policial, aquí alguien tiene que explicar qué ha pasado”, ha señalado en la que ha sido su segunda comparecencia pública desde su arresto, el miércoles pasado, por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística que investiga un Juzgado a raíz de dos querellas de la Fiscalía.

Después de que numerosos dirigentes del PP, del que ha sido suspendido de militancia, le hayan pedido que se marche, ha indicado que entiende la situación “tan complicada” de su partido actualmente en el conjunto de España y su “necesidad de justificarse” ante la opinión pública, pero opina que ha habido “precipitación”.

Dado que la imputación de delitos que se le hace es “genérica” y todo está lleno “de lagunas”, el alcalde está convencido de que si decide dejar el cargo estaría “reconociendo” que habría hecho algo mal, por lo que ha vuelvo a pedir a su partido “tranquilidad” hasta que se aclare realmente qué está pasando.

La dirección provincial del PP se pronunció momentos antes a través de su secretario general, Santiago Pérez, que ha acotado “como máximo” hasta este fin de semana el plazo de reflexión para que el alcalde decida dimitir, y ha dicho que el resto de gestiones para garantizar la gobernabilidad se tomarán “paso a paso”.

Pero el grupo municipal del PSOE ya ha anunciado hoy que la próxima semana iniciará una ronda de contactos con el resto de grupos en la oposición para estudiar la posibilidad de un cambio de gobierno, después de que el alcalde no haya presentado aún su dimisión.

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Francisco Cuenca, cumple así la advertencia que lanzó ayer, cuando anunció que abriría las conversaciones con el resto de grupos de la oposición si el alcalde no dimitía en veinticuatro horas, como así ha ocurrido.

Cuenca, que ha pedido responsabilidad al resto de grupos políticos en la oposición, ha dicho que tiene el respaldo de la dirección nacional y regional de su partido, lo que corrobora el hecho de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, haya instado hoy a Ciudadanos a que “entienda” que hay que regenerar la vida política de Granada, donde serían necesarios los votos del PSOE, C's y Podemos para desalojar con una moción de censura a Torres Hurtado.

Igualmente, la dirección local de IU se ha mostrado dispuesta a iniciar los contactos para una posible moción de censura.

Por su parte, Vamos Granada (formación apoyada por Podemos) ha subrayado su predisposición al diálogo para un cambio en el Ayuntamiento y ha dicho que espera un paso adelante del PSOE para apartar al PP y que Ciudadanos, que favoreció la continuidad del PP al frente de la alcaldía aunque le retiró hace meses su apoyo, abandone “el cuento del lobo”.

En la misma línea que el alcalde se ha pronunciado hoy la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, que también fue detenida en la misma operación junto al regidor y a otras 15 personas, para considerar que fue “un abuso de poder” y que los agentes se “excedieron” en lo autorizado por el Juzgado instructor.

Esa crítica a la forma de llevar a cabo la operación la comparten el PP provincial y el regional, cuya portavoz en el Parlamento de Andalucía, Carmen Crespo, ha defendido la necesidad de aclarar si se “sobreactuó” con la detención del alcalde y si el dispositivo policial fue “desproporcionado”. EFE

bol/fs