Compartir

Madrid, 15 abr (EFE).- La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy que el Ejecutivo buscará la solución “más eficaz” para asignar las responsabilidades del Ministerio de Industria, Energía y Turismo tras la renuncia presentada esta mañana por su titular, José Manuel Soria.

Sáenz de Santamaría ha apuntado que “buena parte de las funciones” serán desarrolladas por los secretarios de Estado, subsecretarios y la secretaría general, mientras que se trata de “identificar” un ministerio que se encargue de las funciones de despacho ordinario y elevación de temas al Consejo de Ministros.

Soria ha presentado hoy su renuncia expresa al cargo de ministro, que ejercía en funciones, así como a su acta de diputado y a la presidencia del PP en Canarias, ante las informaciones que le vinculan con los papeles de Panamá y los “errores” en sus explicaciones sobre el asunto.

El responsable de Industria no podía dimitir ni cesar debido a que tanto él como el resto de miembros del Gobierno se encuentran ya cesados desde el día siguiente de las elecciones del 20 de diciembre y están desempeñando sus tareas en funciones, por lo que la única vía era la renuncia expresa.

Sáenz de Santamaría ha explicado que “lo que habrá que hacer no es una suplencia” como tal, sino buscar un Ministerio que, por “delegación”, realice las funciones que no pueden hacer el resto del cargos de Industria, una solución que será la “más cómoda” para los funcionarios.

La vicepresidenta en funciones ha recordado que esta decisión es “un asunto que decide el presidente del Gobierno”, Mariano Rajoy, y que “no tiene que pasar por el Consejo” de Ministros.

Sáenz de Santamaría ha considerado que Soria “ha hecho un ejercicio de responsabilidad que le honra” al presentar su renuncia, al tiempo que ha subrayado que ha tomado esa dimisión “para no perjudicar a su Gobierno, a su presidente y a su partido”.

Ha alabado que, además de dar explicaciones, “ha asumido responsabilidades políticas”, al tiempo que ha puesto en valor “el esfuerzo de su trabajo a lo largo de esta legislatura en un ministerio muy complejo”, que ha dado “resultados”.

El Ministerio elegido asumirá a partir de ahora las funciones en materia de industria, energía, telecomunicaciones y turismo, aunque al tratarse de un Gobierno en funciones las responsabilidades se verán bastante mermadas.

El área de energía incluye la electricidad, con una reforma eléctrica ya terminada; el gas natural; el petróleo, un sector bastante liberalizado en el que quedan pocas competencias; renovables, cuya retribución está fijada para los próximos años, o el carbón, una materia polémica que se encuentra a la espera de regulación.

La división industrial se encuentra aplicando un plan de digitalización y la de telecomunicaciones, estable hasta que se liberen las frecuencias para el 5G.

En materia turística, quizá la que mejores resultados ha registrado en los últimos años, buena parte de los cometidos se llevan a cabo a través de Turespaña, que se encarga de la promoción del país. EFE