Compartir

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró ayer por primera vez que quiere explorar las posibilidades de una colaboración con IU. “Creo que tengo que hablar con Alberto Garzón”, aseguró el líder de la formación morada que reconoció que no será sencillo: “Es difícil; es complejo. Pero creo que nos debemos esa conversación”. Y se da la circunstancia  de que tras la declaración a la prensa un encuentro fortuito entre Iglesias y Garzón que terminó en una charla de cafetería. Y sí, se habló de sondear un pacto que ca cual tendrá que perfilar con los suyos. 

Entre las complicaciones para la convergencia, la intención de IU, manifiesta ya en el pasado de mantener su siglas en la posible nueva marca electoral.  IU contempla una suerte de coalición Podemos-IU-Unidad Popular bajo el nombre que sea que pueda sumar el millón de votos de Garzón a los cinco millones de Podemos. Y la meta sería superar al PSOE de Pedro Sánchez en votos y en escaños. Pero a ese posible coalición hay una importante oposición dentro de Podemos.

Así, Íñigo Errejón, explicó ayer que Podemos debe salvaguardar su “transversalidad” y no hacer una coalición de izquierdas. Una 'sopa de letras' a la que siempre se ha opuesto. El número dos del partido emergente cree que Podemos se puede “fortalecerç” con “personas y propuestas, no hacen falta siglas”.En su opinión, “la hoja de ruta para construir una mayoría popular nueva es tenderle la mano a toda esa gente” .

Hay que recordar que antes de las últimas elecciones en l seno de Podemos triunfaron las tesis de Errejón. No hubo acuerdo  y el millón de votos que se fueron a Izquierda Unida swe diluyeron en el océano de la Ley d'Hondt.