Compartir

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), investigado junto a otras dieciséis personas por su supuesta implicación en una trama de corrupción urbanística, ha defendido su inocencia, ha negado que haya habido corrupción durante sus mandatos y ha dicho que seguirá trabajando por la ciudad.

Torres Hurtado, que ha sido detenido e interrogado esta mañana por la Policía, ha asegurado en rueda de prensa que desconoce los motivos por los que está siendo investigado y ha dicho que nadie de su partido le ha pedido que presente la dimisión.

“Aquí no hay corrupción, ni antes, ni después”, ha apuntado el alcalde popular de la ciudad andaluza, que ha señalado que seguirá dirigiendo Granada el tiempo que le “dejen, corresponda o Dios me dé salud”.

Ante lo vivido en las últimas horas, Torres Hurtado ha criticado el “circo mediático” que ha tenido lugar en torno a su posible participación en el 'caso Serrallo' y otros escándalos urbanísticos en la ciudad. Por ello, el alcalde dice ser “víctima de una trama política” y ha pedido a la justicia que trabaje para que se conozca la verdad.