jueves, 1 octubre 2020 15:05

EEUU acusa a Venezuela de usar a judicatura para “intimidar” a opositores

Washington, 13 abr (EFE).- El Departamento de Estado de EEUU acusó hoy al Gobierno de Venezuela de usar la judicatura para “intimidar” a los opositores y le achacó el “uso indiscriminado de la Policía” para detener de forma arbitraria a miembros de la sociedad civil.

En su informe anual sobre Derechos Humanos en todo el mundo, correspondiente a 2015 y publicado hoy, Estados Unidos afirma que el Gobierno de Venezuela, que encabeza el presidente Nicolás Maduro, “arrestó y encarceló a varias figuras de la oposición”, y cita a Leopoldo López, Enzo Scarano y Daniel Ceballos, entre otros.

El Departamento de Estado resaltó que la familia de Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión, ha denunciado en varias ocasiones que se “negó” al político permiso para ver a un médico durante la huelga de hambre de 30 días que mantuvo el año pasado en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas.

“Hay información sobre tortura, tratos inhumanos o degradantes y castigos a prisioneros durante todo el año. Dos métodos comunes de tratamiento cruel fueron la negación de asistencia médica por parte de las autoridades de prisiones y el mantenimiento de los presos en régimen de aislamiento”, sostiene el informe.

Asimismo, asegura que el Ejecutivo venezolano “no respetó la independencia judicial y no permitió que los jueces actuaran de acuerdo a la ley sin miedo a represalias”.

EEUU manifestó que suscita una “preocupación seria” la impunidad en el seno de las fuerzas de seguridad de Venezuela, y apuntó que “a veces se tomaron medidas para castigar a funcionarios de bajo rango por los abusos, pero pocas investigaciones se adoptaron contra altos cargos gubernamentales”.

En Venezuela “el Gobierno bloqueó medios de comunicación y persiguió e intimidó a estaciones de televisión de propiedad privada, a otros medios de comunicación y a periodistas durante todo el año, usando amenazas, multas, confiscaciones de bienes, detenciones, investigaciones criminales y procesamientos”, subrayó EEUU.

De esta forma, Washington puso de relieve las acciones del Ejecutivo venezolano para “impedir” la libertad de expresión y “restringir” la libertad de prensa mediante diferentes leyes.

En concreto, el Departamento de Estado hace referencia a una normativa que penaliza con entre 30 meses de prisión y 6 años de cárcel a quienes “ofendan o difamen” al presidente del país.

En este informe, que sirve como referencia al Congreso estadounidense a la hora de conceder o no ayuda a otros países, EEUU incluyó a Venezuela en una lista de Gobiernos que siguen utilizando “medios directos y públicos para reprimir a la sociedad civil”, relación en la que figuran también Cuba, Rusia y China. EFE