Compartir

Washington, 13 abr (EFE).- El Gobierno mexicano comunicó hoy a la CIDH que da por concluido este mes el trabajo del grupo de expertos que investiga la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, pero los comisionados estudian la petición de los familiares de que se renueve el mandato hasta saber la verdad de los hechos.

En una rueda de prensa en Washington, el subsecretario de Gobernación mexicano, Roberto Campa, defendió hoy que ha transcurrido “un tiempo suficiente”, un poco más de un año, de trabajo de los expertos y que “es tiempo de que el grupo (GIEI) presente las conclusiones y recomendaciones al Estado”.

El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CDIH), James Cavallaro, confirmó en una nota que la delegación del Gobierno de México les comunicó que no quieren que se renueve el mandato del GIEI, mientras que los familiares de los desaparecidos les piden que el grupo siga con su labor.

Cavallaro defendió que “corresponde a la CIDH adoptar una decisión sobre la renovación del mandato del GIEI” y recuerda que el acuerdo vigente establece que el mandato “podrá extenderse por el tiempo necesario para el cumplimiento de su objetivo, en consulta de la CIDH con las partes”.

Los comisionados han consultado a las partes esta semana por separado, en una reunión con los familiares de los estudiantes desaparecidos y sus representantes, y en otra, celebrada hoy, con una delegación de alto rango del Estado mexicano.

“Los familiares de los estudiantes solicitaron a la CIDH la renovación del mandato del GIEI hasta que se determine la verdad de lo ocurrido, se determine el paradero de los estudiantes desaparecidos, y se haga justicia”, explica Cavallaro en su nota.

“El padre de uno de los estudiantes desaparecidos habló con la CIDH en pleno y dijo: 'les pido de corazón que el GIEI siga llevando el caso. La verdad la dirán los muchachos cuando aparezcan'”, agrega.

Cavallaro explicó que “la delegación del Estado informó de que su posición es que no se renueve el mandato del GIEI” y que la CIDH “haga seguimiento al caso en el marco de sus competencias”, algo que los representantes del Gobierno mexicano dijeron también en su rueda de prensa.

Tras haber consultado a las partes, la CIDH “se encuentra estudiando los insumos recibidos”.

“A fin de tomar su decisión sobre la extensión del mandato del GIEI, la CIDH espera participar en la reunión que tendrá lugar en Ciudad de México con el GIEI, el Estado mexicano, y los familiares de los estudiantes y sus representantes”, indica la nota.

Esta reunión, de la que aún no se conoce la fecha concreta, tendrá lugar antes de la presentación del informe del GIEI, programada para el 24 de abril en México.

La CIDH emitió esta nota aclaratoria unas horas después de que la representación del Gobierno mexicano informara a la prensa de la reunión que mantuvieron hoy a primera hora en la sede del organismo en Washington.

El subsecretario de Gobernación Roberto Campa evitó en todo momento hablar de una “supuesta controversia” por quién debe decidir la renovación del mandato del GIEI, cuyo trabajo concluye el próximo 30 de abril, y se refirió a la prórroga de seis meses como “el periodo conclusivo” del acuerdo.

El grupo comenzó a trabajar en el caso en marzo de 2015 en virtud de un acuerdo alcanzado entre la CIDH, el Gobierno mexicano y los familiares de las víctimas, y al vencerse el primer mandato las partes acordaron una segunda etapa de trabajo de seis meses con posibilidad de una nueva renovación. EFE