Compartir

El exbanquero Mario Conde ha sido detenido esta mañana en su domicilio de Madrid por la Guardia Civil porque llevaba varios meses repatriando el dinero que su día saqueó de Banesto. El banco tuvo que ser intervenido en 1993 por el Banco de España tras descubrirse un agujero de 2.700 millones de euros. Fue uno de los mayores escándalos de los 90, que afectó a muchos pequeños ahorradores con acciones en el banco.

Conde, que fue condenado en su día a 20 años de prisión (de los que cumplió once) por delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad documental; pero nunca apareció el dinero. Durante su procesos salieron a la luz sumas millonarias trasladadas a sociedades extranjeras vinculadas a él.

La operación actual, desarrollado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, se pone en marcha al detectar que el ex banquero lleva varios meses repatriando de Suiza parte del dinero que estafó en su día. Se investigan nuevos delitos de blanqueo de capitales y falsedad.

En la operación han sido detenidos también los dos hijos del empresario, Mario y su hija Alejandra, y el marido de ésta.

En la operación se están practicando registros en el domicilio familiar en Madrid y en varias empresas vinculadas al exbanquero.