domingo, 27 septiembre 2020 11:50

La dirección de IU respalda con un 62,4 % el balance “autocrítico” de Lara

Madrid, 10 abr (EFE).- El 62,42 por ciento de los miembros del Consejo Político de IU han respaldado el balance de gestión del coordinador general, Cayo Lara, que ha sido muy crítico con los últimos cuatro años de la organización, reconociendo no han sido capaces de gestionar la irrupción de Podemos en su mismo espacio.

Además de los 103 votos a favor, 17 han votado en contra y otros 45 se han abstenido de los 166 acreditados para el cónclave (el Consejo Político está formado por 254 miembros).

Ya de retirada, después de dos mandatos, Lara ha sido duro en su informe con la organización, no para hacer “ajuste de cuentas”, ha aclarado, sino con el fin de tener en cuenta los errores de cara a la asamblea federal, prevista para los días 3,4 y 5 de junio.

Lara, en su intervención ante la dirección, ha subrayado, entre otras cosas, que IU no ha conseguido el objetivo que se marcó hace cuatro años de la refundación ni tampoco ha logrado dar forma a un equipo de dirección ejecutivo.

En la parte negativa de la balanza, también ha citado la “incapacidad” de la formación para resolver el problema de Extremadura, donde IU en 2011 facilitó con su abstención que gobernara el PP, o la larga crisis de Madrid (2014-2015), que culminó con la expulsión de la federación madrileña.

Y en la parte positiva, ha puesto en valor sus luchas en la calle, al lado de las mareas, con un compromiso firme con la movilización social y las libertades públicas.

Además, Lara se ha metido en la franja intermedia, “entre lo positivo y lo negativo”, refiriéndose a la complicada situación financiera de IU, que aunque fue capaz de reducir la deuda de casi 14 millones de euros a nueve millones, el varapalo electoral de diciembre (de once a dos diputados) les obligó incluso a recortar un 60 por ciento la plantilla.

Tras el balance de su gestión ante el que sería el último Consejo Político antes de la asamblea federal, si es que se mantiene la fecha -podría cambiarse en función de si hay elecciones en junio-, ha hecho un llamamiento a la unidad y a aprender de esos errores pasados para no cometerlos en el futuro. EFE

alr/jlg