jueves, 1 octubre 2020 15:04

El EI secuestra a decenas de trabajadores sirios cerca de Damasco

Mohamed Siali

El Cairo, 7 abr (EFE).- Decenas de trabajadores de dos cementeras sirias fueron secuestrados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) después de invadir nuevas zonas cerca de la localidad de Al Dumair, 37 kilómetros al noreste de Damasco.

La agencia oficial de noticias siria, SANA, señaló hoy que un total de 300 trabajadores y empresarios de la cementera de Al Badiya, ubicada a unos 26 kilómetros al este de Al Dumair, fueron secuestrados por el grupo extremista.

Asimismo, varios testigos informaron a SANA que vieron a unos 125 de los trabajadores de dicha fábrica ser trasladados por el EI en vehículos hacia la población de Tel Dakúa, que se encuentra bajo su control, a 30 kilómetros al sur de dicha instalación industrial.

Sin embargo, un responsable gubernamental local señaló que otros 106 trabajadores de la cementera Al Sini, cerca de Al Dumair, huyeron del EI y que el ejército les ayudará a volver a sus casas.

Por otra parte, en declaraciones a Efe, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán, rebajó la cifra de los obreros secuestrados en dichas fábricas a 170 personas, y precisó que otros 140 trabajadores consiguieron escapar.

En otras ocasiones, el grupo terrorista ha retenido y ejecutado, por “apóstatas” o “colaborar con el régimen”, a civiles en Siria de confesión musulmana alauí, la misma doctrina religiosa del presidente, Bachar al Asad, e hizo lo propio contra chiíes en Irak.

La zona de Al Dumair, que incluye varios cuarteles militares sirios abandonados, está compartida por las fuerzas gubernamentales y grupos afines, por una parte, y por el EI y grupos del Ejército Libre Sirio, que luchan al mismo tiempo contra los yihadistas y el régimen.

La nueva escalada de los enfrentamientos en la región empezó el pasado martes, cuando el EI arrebató de forma sorprendente varias zonas que se encontraban bajo el control del régimen, sobre todo cerca del aeropuerto militar de Al Dumair.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó hoy de que un total de 20 militares del régimen, entre ellos tres oficiales de alto rango murieron en las últimas 24 horas tras intentar repeler estos ataques del EI.

Asimismo, señaló que un total de 35 yihadistas murieron durante los enfrentamientos y a causa de los duros bombardeos de la artillería y de la aviación militar de la fuerzas gubernamentales.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, informó de que un suicida atacó un convoy militar que salía del aeródromo de Al Dumair, lo que causó la muerte de 50 militares y obligó a las tropas a replegarse a la base aérea tras perder más de la mitad de sus pertrechos.

El comandante del segundo regimiento en el Ejército Libre Sirio (ELS), general Jaled Lahbus, dijo a Efe que el avance de los yihadistas en la zona de Al Dumair cortará la conexión entre las facciones de los rebeldes moderados situadas al este y al oeste de dicha población.

Lahbus, que desertó del Ejército sirio, acusó al EI de servir a los intereses del régimen a través de este nuevo avance.

Respecto a la importancia militar de Al Dumair, el responsable castrense explicó que esa región incluye una base importante de la fuerzas aéreas sirias y contribuye en la cobertura aérea de Damasco y de su aeropuerto civil, 23 kilómetros al suroeste de la localidad.

Además, agregó que por esa localidad cruza una carretera estratégica que une las zonas controladas por el ELS en las afueras de Damasco con el paso fronterizo con Irak de Al Tenf, controlado por el grupo rebelde moderado Yaish Suria al Yadid, hostil a los yihadistas.

Actualmente está vigente en Siria un alto el fuego aceptado por el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora, del que está excluido el EI y el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda. EFE

ms/em/ie