Compartir

El Cairo, 7 abr (EFE).- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha secuestrado a 170 trabajadores que habían sido dados por desaparecidos tras un ataque anoche contra una cementera ubicada en Al Dumair, al noreste de Damasco, informó hoy a Efe el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En declaraciones telefónicas a Efe, el director del Observatorio, Rami Abderrahmán, dijo que otras 140 personas que trabajaban en la cementera lograron escapar.

Al Dumair ha sido escenario en las últimas 24 horas de una serie de ataques del EI y de bombardeos de las fuerzas del régimen, que se han saldado con la muerte de al menos 18 civiles y cuatro yihadistas, de acuerdo a las cifras del Observatorio.

El Ejército sirio efectuó ayer al menos 70 bombardeos contra posiciones del EI en Al Dumair y sus alrededores, que afectaron a dos mezquitas, una escuela y varias viviendas ubicadas en barrios orientales de la urbe controlados por los yihadistas.

También en esta localidad de la periferia de Damasco, los terroristas libraron ayer enfrentamientos con las fuerzas del régimen sirio cerca de una base aérea.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, informó de que un suicida atacó un convoy militar que se dirigía del aeródromo de Al Dumair a la zona de Tal Abul Shamat, en el región de Al Qalamún.

Ese atentado causó la muerte de 50 militares y obligó a las tropas a replegarse a la base aérea tras perder más de la mitad de sus pertrechos, según Amaq.

El pasado día 5, aviones sirios y rusos efectuaron un total de cincuenta bombardeos contra posiciones de la Brigada al Sadiq, un grupo vinculado al EI, en Al Dumair.

El Observatorio indicó en esa ocasión que los aviones tuvieron como objetivo las inmediaciones del aeropuerto militar de esa localidad, que era blanco de un ataque de la Brigada al Sadiq y la facción Riyal al Malahem, también leal al EI.

Además, el EI lanzó un ataque el martes pasado contra la zona en la que se encuentra la planta térmica Al Teshrin, en Al Dumair, cuyas obras de ampliación se reanudaron en marzo pasado, tras casi cuatro años de suspensión a causa de los combates en sus alrededores.

Actualmente está vigente en Siria un alto el fuego aceptado por el Gobierno de Damasco y la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora, del que está excluido el EI. EFE