Compartir

Siauliai (Lituania), 7 abr (EFE).- El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha dicho hoy que el destacamento aéreo en Lituania, en misión de policía de la OTAN, es “clave para la seguridad en el Este” y ha precisado que en sus casi 4 meses de despliegue ha realizado 14 misiones, la última interceptando el avión en el que viajaba el ministro de Defensa ruso.

El titular de Defensa en funciones ha visitado hoy a los 130 miliares del destacamento Vilkas, desplegado desde el pasado 1 de enero en la base de Siauliai, que dispone de cuatro cazas Eurofighter y unos 130 militares del Ejército del Aire.

Morenés ha reconocido la preocupación por la actuación de Rusia en esta zona y que España, dentro de la OTAN, tiene sus obligaciones y responsabilizarse ante los riesgos y amenazas.

Sobre la misión española, el ministro ha revelado que ha realizado 14 misiones “importantes” de identificación de aviones que sin identificarse cruzan el espacio aéreo báltico para acortar sus desplazamientos y también para probar las capacidades de la OTAN.

Se ha referido al último incidente con el avión en el que viajaba el ministro de Defensa ruso, que obligó a los cazas españoles a intervenir, identificarle y emplazarle a salir de este espacio aéreo del Báltico.

Morenés ha dicho que se actuó dentro de los procedimientos habituales y de igual manera que se hace con los demás.

En este sentido ha afirmado que no le consta que Rusia haya protestado: “No tiene motivo alguno”.

El pasado 21 de enero, los Eurofighter españoles interceptaron dos aeronaves rusas no identificadas sobrevolando el Báltico.

En el primer caso se trató de una aeronave IL-20 perteneciente a la fuerza aérea rusa, volando dentro del área de responsabilidad hacia Kaliningrado.

El segundo incidente consistió en una identificación visual de una segunda aeronave, un TU-134 “Crusty”, con destino San Petersburgo.

El ministro ha destacado que los aviones están en permanente alerta dentro de los hangares, con la munición a bordo y dispuestos a intervenir ante cualquier sospecha de violación del espacio aéreo.

Morenés ha permanecido en la base lituana unas tres horas, acompañado por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez.

El destacamento es el encargado de liderar la misión de vigilancia de los cielos de Lituania, Estonia y Letonia durante los cuatro primeros meses de este año.

Hasta ahora, los cuatro Eurofighter han superado las 340 horas de vuelo y controlan el tránsito seguro del tráfico aéreo en un área de unos 80.000 kilómetros cuadrados.

Se trata de la segunda vez que este tipo de cazas, los más modernos del Ejército del Aire, realizan una misión en el exterior, ya que de enero a mayo del pasado año se desplegaron en Estonia para realizar la misma operación.

Además de los cuatro Eurofighter españoles desplegados en Lituania también participan otros cuatro aviones de combate belgas F-16, destacados en la base aérea de Ämari, en Estonia.

El destacamento, que regresará a España a principios de mayo, está integrado en su mayoría por el Ala 14 de la base aérea de Los Llanos (Albacete). EFE