Compartir

Santiago de Chile, 6 abr (EFE).- España aplazó hoy la firma del Convenio de Reconocimiento Mutuo de Títulos de Educación Superior con Chile, cuya firma estaba prevista para este miércoles, debido a la situación de interinidad en la que se encuentra el Gobierno, a falta de un nuevo Ejecutivo tras de las elecciones celebradas en diciembre pasado.

“Hay problemas procedimentales. La duda es si un Gobierno en funciones -que es al que actualmente yo represento- puede o no autenticar este acuerdo”, explicó el ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, en una comparecencia ante la prensa junto con su homólogo chileno, Heraldo Muñoz.

García-Margallo, quien llegó este martes a Santiago procedente de Buenos Aires en una visita de dos días a Chile, fue recibido hoy en el palacio de La Moneda por la presidenta Michelle Bachelet, y posteriormente sostuvo una reunión de trabajo con el canciller Muñoz.

En la agenda oficial del encuentro figuraba la firma -que finalmente no se produjo- del Convenio de Reconocimiento Mutuo de Títulos de Educación Superior, un acuerdo sobre el que ambos países han estado trabajando desde hace diez años y que suponía la única asignatura pendiente de las relaciones bilaterales.

Este acuerdo tiene una especial trascendencia debido a la carencia en Chile de licenciados en determinadas carreras, como las especialidades médicas, y por la masiva llegada de profesionales españoles que a raíz de la crisis buscan oportunidades de trabajo en el país austral.

“Este convenio es una aspiración de largos años entre los dos países, que hemos finalizado en esta oportunidad”, declaró por su parte el canciller chileno, quien agregó que “el acuerdo será suscrito a la mayor brevedad posible”.

El jefe de la diplomacia española explicó que “la Ley de Gobierno y la jurisprudencia del Tribunal Supremo dicen que un gobierno en funciones debe limitarse a tramitar asuntos que se entiendan de ordinaria administración”.

“Dicho de otra manera, que no supongan compromisos políticos para un nuevo Gobierno”, apostilló el ministro.

“Yo entiendo que este acuerdo no lo hace -siguió diciendo García-Margallo-, pero como no está la Magdalena para tafetanes, he preferido que esto se haga con todas las cautelas procedimentales”, explicó el ministro echando mano de una metáfora religiosa.

El aplazamiento de la firma de este acuerdo se produce el mismo día en que en que el Parlamento español, en una inédita decisión, aprobó llevar al Gobierno ante el Tribunal Constitucional por un conflicto de atribuciones.

En la raíz del conflicto está la negativa del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy a someterse al control del Legislativo argumentando que el actual Congreso no es el que lo eligió en diciembre de 2011.

“En estos tiempos de incertidumbre, las críticas vienen de todos los frentes. Si viajo, está mal, y si no viajo, también está mal. Le he pedido a la oposición que, aceptando que lo hago todo mal, se ponga de acuerdo en qué es lo que hago mal y tenga la bondad de transmitírmelo”, se explayó el ministro García-Margallo.

Antes del encuentro con el canciller Muñoz, García-Margallo fue recibido en el palacio de La Moneda por la presidenta Bachelet, con quien trató sobre la alianza estratégica entre los dos países, la Alianza del Pacífico y la modernización del Acuerdo de Asociación Chile – Unión Europea.

Respecto a este último tema, el titular de Exteriores aseguró que Chile cuenta con la “oferta decidida, abierta y sin restriccciones” de España para colaborar en la actualización de este acuerdo, ya que es “aconsejable revisar algunas cláusulas que pueden quedar obsoletas por el paso del tiempo y la previsible suscripción de un acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Además, “la presidenta ha expresado la complacencia que tendríamos de recibir en algún momento a su majestad el Rey de España en una fecha que se pueda acordar de mutua conveniencia”, anunció Heraldo Muñoz.

El canciller chileno destacó que España, con más de 20.000 millones de dólares en stock, es el segundo mayor inversor a nivel internacional, en tanto que García-Margallo subrayó que “no hay contenciosos en estos momentos entre las empresas españolas y la Administración” chilena.

Respecto a la Alianza del Pacífico, España ha pedido ser el primer país que tenga estatus de asociado del bloque comercial que integran México, Colombia, Perú y Chile y que cuenta ya con casi medio centenar de países observadores.

El ministro García-Margallo, que en la mañana de este miércoles inauguró un foro empresarial celebrado en la sede central del banco BBVA Chile, tiene previsto regresar a Madrid mañana jueves. EFE

mf/fg