Quantcast

La cúpula de la CAM irá a juicio y se enfrenta a una fianza de 1.600 millones

Madrid, 6 abr (EFE).- La Audiencia Nacional ha decretado hoy la apertura de juicio oral a los ocho exdirectivos de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) acusados de varios delitos societarios, entre ellos estafa y falsedad documental, a quienes ha impuesto una fianza conjunta de 1.592,4 millones de euros.

En su auto, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, Carmen Lamela, señala también a la Fundación CAM y a Banco Sabadell -que adquirió la entidad en diciembre de 2011 por el simbólico precio de un euro- como responsables civiles subsidiarios, y a la aseguradora Caser como responsable civil directo.

Los ocho acusados, entre los que se encuentran el expresidente de la entidad Modesto Crespo y los ex directores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, disponen ahora de 24 horas para depositar “de forma civil y solidaria” los cerca de 1.600 millones de fianza solicitada por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) en su escrito de acusación.

El resto de los encausados son el ex director general de Planificación y Control Teófilo Sogorb; el ex director general de Recursos Vicente Soriano; al ex director general de Inversiones y Riesgo Francisco José Martínez; el exdirector de Financiación y Gestión de Liquidez Juan Luis Sabater, y el exdirector de Información Financiera Salvador Ochoa.

Ahora la magistrada pone en manos de la sala de lo Penal de la Audiencia el futuro procesal de los ocho exdirectivos de la caja, acusados de estafa continuada agravada, apropiación indebida y falsedad en documento mercantil entre 2010 y 2011.

Una lista a la que el fiscal añade otros delitos en función de los cargos desempeñados por cada uno de los encausados, aunque solicita el sobreseimiento provisional de la causa contra Crespo.

Así, el ministerio público pide siete años y medio de cárcel y multa de 180.000 euros para López Abad, Amorós, Sogorb y Martínez García como autores de falsedad contable y estafa.

Más flexible se muestra con los presuntos cómplices, Sabater Navarro y Ochoa Pérez, para quienes solicita un año y dos meses de prisión y multa de 9.000 euros; mientras que pide para Soriano Terol diez meses de cárcel y 12.000 euros por delito de estafa.

De cara a las vistas orales, el fiscal propone la comparecencia de más de una decena de testigos, entre ellos varios peritos aportados por el Banco de España.

Por su parte, el FGD atribuye también al expresidente Crespo, a la exdirectora Amorós y a Teófilo Sogorb un delito de estafa a inversores y manipulaciones informativas, por lo que solicita nueve años de cárcel y multa de 144.000 euros.

Una cantidad idéntica para López Abad y Martínez por falsedad societaria, para quienes pide tres años de prisión frente a los dos años de cárcel y multa de 81.000 euros que el fondo solicita para Sabater Navarro por falsedad societaria.

Además, requiere a los peritos que realizaron los informes sobre los estados financieros de la caja antes y después de su intervención por el Banco de España en julio del 2011.

La apertura de juicio llega semanas después de que Lamela archivase la causa por la comercialización de las cuotas participativas de la CAM, vendidas a 55.000 minoristas desde 2008 y que aportaron 292 millones a la entidad; en diciembre de 2011 dejaron de tener valor y se suspendió su cotización en bolsa.

Sin embargo, pese a este archivo, las cuotas comercializadas entre las 13:03 horas del 1 de marzo de 2011 y el 22 de julio de ese año, fecha en que se hizo público el inicio del proceso de reestructuración de la CAM, siguen bajo investigación en la pieza principal. EFE

Comentarios de Facebook