Compartir

Sao Paulo, 1 abr (EFE).- La detención hoy del exsecretario general del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), Silvio Pereira, en una nueva fase de la investigación del caso Petrobras, vincula la corrupción de la compañía estatal con la del primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, asegura la Fiscalía.

Algunos de los principales involucrados en el escándalo del “mensalao”, como fue bautizado el caso descubierto en 2005, figuran ahora como investigados en el de Petrobras, afirmó hoy el fiscal Diogo Castor en una rueda de prensa en la que dio detalles de la operación realizada hoy viernes.

El fiscal agregó que la investigación estableció que los desvíos de recursos de la petrolera estatal “comenzaron en 2004”, un poco antes de destaparse el caso que hizo temblar al Gobierno de Lula en su primer mandato y que se juzgo en un proceso que mandó a prisión a varios dirigentes del PT y allegados del expresidente.

El llamado 'juicio del siglo' lo llevó en 2012 la Corte Suprema y tuvo como uno de sus principales testigos y condenados al exdiputado Roberto Jefferson, entonces presidente del Partido Laborista Brasileño (PTB) y quien confesó en 2005 que recursos desviados de compañías estatales se usaron para financiar campañas políticas y sobornar a parlamentarios dispuestos a apoyar en el Congreso los proyectos del Gobierno de Lula.

De acuerdo con Castor, uno de los fiscales responsables de la investigación del caso Petrobras, entre los nombres comunes a los dos casos de corrupción figuran, además de Silvio Pereira, el extesorero del PT Delubio Soares -llevado hoy a una comisaría para prestar declaración- y el publicista Marcos Valerio, condenado por su papel como operador de la corrupción de 2005.

En la operación de este viernes en el caso de Petrobras la Policía Federal detuvo de forma provisional a Silvio Pereira y al empresario Ronan María Pinto, que tiene conocidos vínculos con dirigentes del PT.

Según Castor, Pereira es próximo al exministro de la Presidencia José Dirceu, condenado como uno de los jefes del 'mensalão' y ahora investigado en el caso Petrobras.

El fiscal aseguró que, de acuerdo con informaciones suministradas a las autoridades por Marcos Valerio, el exsecretario del PT intermedió ante Pinto préstamos fraudulentos para financiar campañas políticas.

Según la Fiscalía, Pereira también recibió dinero de la constructora OAS, una de las empresa investigadas en el caso Petrobras, para “no hablar lo que sabía del 'mensalão'”.

La detención temporal de Pereira y de Pinto, trasladados a la sede de la Policía Federal en Curitiba -ciudad en donde están centradas las investigaciones contra Petrobras-, fue inicialmente fijada en cinco días, pero puede ser prorrogada y convertida en preventiva si la Justicia lo considera necesario.

La operación policial de hoy, bautizada como “Carbono 14”, tuvo como objetivo establecer el origen y el destino de recursos depositados en una cuenta bancaria de Pinto, dueño del Diario do Grande ABC y de empresas de transporte y recolección de basuras, todas allanadas por agentes federales.

Pinto, según la Fiscalía, recibió seis millones de reales (1,6 millones de dólares) que correspondían a la mitad de un crédito supuestamente irregular que el Banco Schahin le otorgó en 2014 a José Carlos Bumlai, un empresario vinculado a Lula.

Las investigaciones de la Fiscalía indican que ese dinero fue usado para financiar deudas del PT y que el préstamo habría sido pagado mediante un contrato fraudulento con Petrobras en 2009.

Delubio Soares, otro de los condenados en el llamado 'juicio del siglo, y el director del portal Opera Mundi, Breno Altman, fueron conducidos hoy a declarar a una comisaría de Sao Paulo en cumplimiento de órdenes dictadas por el juez del caso Petrobras.

De acuerdo con Castor, Altman fue citado por Valerio como el nexo entre el PT y Pinto para el pago de una multa que la Justicia le había impuesto al empresario Enivaldo Quadrado, otro de los condenados en el 'juicio del siglo'.

Por su parte, Delubio Soares, apuntó Castor, fue relacionado por Bumlai y otros implicados del caso Petrobras como la persona que hablaba en nombre del PT ante el Banco Schahin para a obtener los préstamos supuestamente irregulares.

Bumlai llegó a admitir en una declaración a la Policía que hubo fraudes en el contrato financiero citado.

De acuerdo con Castor, “no hay duda de que una parte del dinero (del préstamo del Banco Schahin) fue usada (por Pinto) en la compra del Diario do Grande ABC”.

Este empresario, además, fue uno de los citados en las investigaciones por los desvíos de recursos públicos en la ciudad de Santo André, un caso que terminó en 2002 con la muerte del alcalde Celso Daniel, dirigente del PT y en la época uno de los coordinadores de la campaña presidencial de Lula. EFE