Compartir

El Banco Santander ha anunciado que cerrará 450 oficinas en España dentro de un “ajuste” de plantilla. Según ha asegurado la entidad financiera, el objetivo es reestructurar la red de sucursales que tiene en el país y que pretende acabar con aquellas oficinas que tienen entre uno y tres empleados.

Desde Banco Santander han anunciado que ese cierre no supondrá la desaparición en los más de 2.000 municipios en los que tiene presencia actualmente. Para hacer el plan más adaptado a todos, el objetivo de la entidad financiera es integrar a esos empleados en otras sucursales de mayor tamaño y ofrecer prejubilaciones a los trabajadores que no puedan integrarse en el nuevo modelo que se plantea.

Los sindicatos, que han recibido la noticia este viernes, han explicado, según explican varios medios, que habrá una reunión el próximo miércoles en las que habrá más información sobre las condiciones y los términos avanzados de esta medida.

Además del cierre de 450 oficinas, Banco Santander también reordenará los servicios centrales operativos que están ubicados en Boadilla del Monte (Madrid).