Compartir

Sant Gregori (Girona), 30 mar (EFE).- El expresidente de la Gneeralitat Artur Mas ha instado hoy a las fuerzas soberanistas a dejar de “marcarse” entre ellas, en plena tensión entre la CUP y Junts pel Sí (JxSí) por la moción parlamentaria de la izquierda anticapitalista que pide desacatar al Tribunal Constitucional (TC).

La Mesa del Parlament, en la que JxSí dispone de mayoría, admitió a trámite esta moción para que pueda ser debatida y votada en el próximo pleno, pero con la condición de que se modifique su contenido ante las “dudas” sobre su legalidad.

Artur Mas, que ha asistido esta tarde a un consejo de la federación de CDC en Girona, ha asegurado que la polémica generada por la moción de la CUP, que pone en aprietos a JxSí, es un capítulo más de las “desconfianzas que siempre han llevado a Cataluña a un callejón sin salida”.

El presidente de CDC ha reiterado su rechazo a “irse marcando cada día” entre formaciones independentistas y al “exceso de gesticulación”.

Según Mas, “cuando falta poco” para alcanzar el objetivo soberanista, “lo único que debe preocupar” es superar el respaldo del 50 por ciento de ciudadanos favorables a la independencia.

“Todos nos deberíamos preguntar cómo marcar al adversario, que son muchos y no siempre juegan limpio”, ha añadido Mas, que ha subrayado que “la política catalana ha derivado en una fragmentación muy grande, y la pregunta es si es bueno de cara al futuro”.

Ante una audiencia convocada para debatir sobre la refundación de CDC, Mas ha dejado entrever que una fórmula sería “concentrar más fuerza” en algunas formaciones, para “que tengan nervio para vertebrar, articular el país y sacarlo adelante”.

Mas se ha referido a la falta de “cultura de coalición, acuerdo y pactos” en Cataluña, en comparación con naciones en las que el arco parlamentario está muy dividido.

“Aquí algunos pactos son muy evidentes y cuesta Dios y ayuda hacerlos”, ha señalado Mas, que ha puesto como ejemplo el País Vasco, donde “nadie, desde la derecha española del PP a la izquierda abertzale de Bildu, discute el concierto económico”.

Según Mas, “al otro lado sólo hay un proyecto, que es ir haciendo una Cataluña cada vez más pequeña, débil e insignificante”, por lo que el momento exige “una Convergència en plena forma”.

Mas ha planteado al auditorio que medite sobre el partido que debe salir de la refundación, la estrategia a seguir en la relación con España y el tipo de organización con la que afrontar estos retos. EFE

dar/rm/j