sábado, 8 agosto 2020 5:35

Santos afirma que negociación con ELN comenzará cuando no haya secuestrados

Bogotá, 30 mar (EFE).- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que la negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunciada en Caracas, se iniciará una vez se resuelvan algunos “temas humanitarios”, entre ellos el fin de los secuestros.

“Para el Gobierno no es aceptable avanzar en una conversación de paz con el ELN mientras mantenga personas secuestradas”, manifestó el jefe de Estado en una declaración en la Casa de Nariño, sede de la Presidencia en Bogotá.

Negociadores del Gobierno y de esa guerrilla anunciaron hoy en Caracas el inicio de una fase pública de negociación de paz, que tendrá como sede Ecuador y sesiones en ese país así como en Venezuela, Chile, Brasil y Cuba, que junto con Noruega serán los garantes del proceso, pero no fijaron una fecha para el comienzo de los diálogos.

Al respecto, Santos afirmó que con la definición de la agenda de negociación, que consta de seis puntos, “abre el inicio de la fase pública de conversaciones, la cual comenzará en Ecuador tan pronto queden resueltos unos temas humanitarios, incluido el secuestro”.

Desde 2012, cuando el Gobierno inició un proceso de paz en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al cual invitó al ELN a sumarse, Santos ha condicionado al fin de los secuestros un diálogo con esta última guerrilla, de inspiración marxista-leninista y creada hace 51 años.

Este mes el ELN liberó a un militar y un funcionario público que mantenía secuestrados en diferentes regiones del país, pero se desconoce si tienen a más personas cautivas, aunque algunas familias han denunciado que seres queridos están en poder del grupo armado.

En su alocución de hoy, el mandatario subrayó que lo que se busca con esta negociación de paz es “que el ELN haga el tránsito a la legalidad y se transforme en una organización que haga política sin armas”.

“El ELN ha sido parte del conflicto armado y, con el paso que da hoy, reconoce que este es el momento de buscar la paz, el valor supremo de toda sociedad”, afirmó.

El presidente aclaró que la negociación con el ELN tendrán “una naturaleza muy distinta” al proceso con las FARC en La Habana, que comenzó hace exactos 40 meses, porque “son organizaciones muy diferentes”.

Santos subrayó que el Gobierno “tiene unas líneas rojas muy claras en sus conversaciones con las guerrillas” que no han sido traspasadas.

“Desde el principio hemos dejado en claro al ELN, tal como lo hicimos con las FARC, que la agenda para acabar la guerra no incluye la negociación de nuestro sistema económico o político, ni del régimen de propiedad privada. Ni mucho menos temas relacionados con la doctrina militar o nuestra fuerza pública”, sentenció.

Según el mandatario, en esta nueva negociación, también al igual que con las FARC, “las víctimas estarán en el centro de la solución del conflicto”.

En lo que tiene que ver con la dejación de armas, manifestó que con el ELN habrá que acordar “un cronograma preciso” que contenga “garantías de transparencia para la sociedad colombiana”.

“La paz no puede ser, ni será jamás, una paz armada”, enfatizó el jefe de Estado. EFE

joc/gdl/cmm

Artículos similares