miércoles, 23 septiembre 2020 5:23

La oposición siria rechaza propuesta de Al Asad de crear Gobierno de unidad

Beirut, 30 mar (EFE).- La Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), principal alianza opositora siria, rechazó hoy la creación del Gobierno de unidad nacional sugerido por el presidente sirio, Bachar al Asad.

“Nosotros queremos la formación de un organismo gobernante transitorio y no un Ejecutivo de unidad nacional. Al Asad no puede tener ningún papel en la transición”, dijo a Efe por teléfono el portavoz de la CSN, Riad Agha.

El responsable opositor destacó que dicho órgano debería tener “todas las prerrogativas” para gobernar y que es algo que ha sido respaldado por el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, y la comunidad internacional.

“Nuestra postura ha sido clara desde el principio, queremos que el Comunicado de Ginebra sirva de referencia para las negociaciones” de paz, apuntó Agha.

El portavoz hizo así alusión al documento aprobado por las potencias en junio de 2012 en la ciudad suiza, que estipula la creación de un órgano ejecutivo interino en Siria, que incluya a miembros del régimen y de la oposición que no tengan sus manos manchadas de sangre.

De esta forma, la CSN reaccionó a la declaraciones hechas por Al Asad a la agencia de noticias rusa RIA Nóvosti, en las que señaló que Damasco no acepta la formación de ese órgano, sino que apuesta por un “Gobierno de unidad nacional que redacte una nueva Constitución”.

“Ni en la Constitución siria ni en la de ningún otro país se prevé algo que se llame órgano de poder de transición. No tiene lógica y es inconstitucional. ¿Cuáles serían las atribuciones de ese órgano? ¿Quién va a poner nota a su trabajo?”, se preguntó Asad.

El presidente subrayó que ya existe una Carta Magna y un Parlamento en Siria que regulan la actividad del Ejecutivo y del Estado: “Por eso, la solución es un Gobierno de unidad nacional que debe redactar una nueva Constitución”.

El próximo mes de abril se espera que se reanuden las conversaciones indirectas entre las autoridades sirias y la CSN en Ginebra, auspiciadas por la ONU, que hasta el momento han tenido escasos resultados.

En noviembre pasado, antes del inicio de la primera ronda de diálogo entre los sirios, una veintena de países con intereses e influencia en los bandos enfrentados en Siria acordaron que el poder debe ser transferido a un órgano de gobierno transitorio.

La función de dicho órgano será crear las condiciones para redactar una nueva Carta Magna y organizar elecciones libres. EFE