Compartir

Valencia, 30 mar (EFE).- La dirección del PPCV esperará a que finalice el proceso abierto por la dirección nacional del partido respecto a los nueve concejales de Valencia investigados y suspendidos cautelarmente de militancia antes de adoptar medidas disciplinarias contra ellos en caso de que no renuncien al acta.

Así lo ha asegurado hoy la presidenta regional del partido y portavoz del PP en Les Corts, Isabel Bonig, quien ha insistido en que no se siente desautorizada por Génova, sino “totalmente respaldada”, por la decisión tomada el pasado lunes respecto a los ediles imputados por blanqueo en la causa separada del caso Imelsa.

La postura de la dirección regional del partido, que insiste en reclamar voluntariamente el acta de los nueve concejales antes de abrirles un expediente por desobediencia que puede acabar en la expulsión del PPCV, está “coordinada siempre” con Génova, según Bonig.

Se ha mostrado convencida del compromiso personal y de “la palabra” de cada uno de esos ediles con el acuerdo logrado con ellos el pasado 15 de febrero, según el cual abandonarían el acta si seguían investigados tras el levantamiento del secreto de sumario.

Sin embargo, no ha podido aclarar qué papel desempeñarán como independientes en el seno del grupo municipal popular, pues según ha dicho, su futuro portavoz y único integrante, el independiente Eusebio Monzó (el único edil no investigado), se coordinará únicamente con la gestora del partido en la ciudad para llevar a cabo su labor de oposición en el Ayuntamiento. EFE

cbr-jmm/mlb