domingo, 20 septiembre 2020 3:50

Los madrileños quieren una nueva plaza de España, verde y con menos tráfico

Madrid, 28 mar (EFE).- El 62,98 % de los madrileños que han participado en la encuesta sobre el futuro de la plaza de España apuestan por renovarla y hacerla más abierta y verde, con menos tráfico y con el paso elevado de la calle Bailén convertido en un acceso para peatones.

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden de la encuesta ciudadana sobre la remodelación de la plaza de España impulsada por el Ayuntamiento en el “proceso de participación más amplio de la historia de Madrid” -como lo han definido los concejales-, al que han respondido de forma válida 26.961 madrileños, un 26,8 % de ellos para mostrar su rechazo a la reforma.

Los resultados los han presentado hoy en rueda de prensa el delegado madrileño de Participación Ciudadana, Pablo Soto, y el de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, que han remarcado que el Ayuntamiento convocará un concurso de propuestas para la remodelación que deberá incluir las premisas “vinculantes” que emanan de la encuesta.

De acuerdo con esas respuestas, el Ayuntamiento planea hacer peatonal el paso elevado de Bailén y unir este enclave con la Casa de Campo y el Parque del Oeste en una gran “red verde” conectada con vías peatonales y carriles para bicicletas, un proyecto que será “sin duda” difícil pero “razonable”, a juicio de José Manuel Calvo.

El 79 % de los encuestados se ha mostrado favorable a crear esta gran zona verde.

Un 37,8 % es partidario de convertir en peatonal el paso elevado de la calle Bailén, y unirlo con el Parque del Oeste y los Jardines de Sabatini.

Además, la plaza de España tendrá más plazas de aparcamiento subterráneo -se posibilitará su uso para residentes- y se reducirán las de superficie para sustituirlas por zonas verdes y peatonales, pero el soterramiento de la Gran Vía no se llevará a cabo por no contar con los apoyos necesarios.

La plaza de España, principal conexión entre el oeste y el centro de Madrid, debería reformarse de “forma profunda” para reordenar por completo los usos de la plaza y de su entorno, y en ella sobra “tráfico, humos y ruido”, según la encuesta vinculante que el Ayuntamiento tiene intención de cumplir.

“Las respuestas van en la misma línea en la que está el Gobierno municipal de reducir el impacto del vehículo privado en la almendra central. Eso encaja con el desarrollo de las APR (áreas de prioridad residencial) y con la generación a medio plazo de una red de bajas emisiones en la almendra central”, ha comentado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible a preguntas de los periodistas.

A diferencia de lo que sucedía con la remodelación prevista por el anterior equipo de gobierno (PP), con un gran peso de la financiación privada, el Gobierno de Manuela Carmena asegura que no se cierra a la participación de ese sector para reducir el coste para el Ayuntamiento, pero afirma que “no puede renunciar” a asumir las obligaciones presupuestarias de la mejora de los espacios públicos.

“El proceso no viene lastrado por ningún tipo de complejo hotelero”, ha asegurado hoy el responsable de Urbanismo en velada referencia a las empresas que iban a financiar las obras, entre ellos el grupo Wanda, que planeaba la construcción de un hotel en el emblemático Edificio España y negocia ahora con el Ayuntamiento si sigue adelante o no, ante la negativa de la institución a que derribe la fachada del rascacielos.

El responsable de Urbanismo tiene “buenas sensaciones” sobre esa negociación con Wanda pero no ha habido de momento ninguna reunión nueva con el grupo sobre el futuro del proyecto.

Tampoco hay un presupuesto cerrado para la remodelación de la plaza de España porque está sujeta a los proyectos que se presenten, entre los que un jurado seleccionará a cinco finalistas, entre los que la ciudadanía elegirá uno.

La nueva plaza deberá conservar en el mismo lugar que ahora el Monumento a Cervantes, puesto que así lo ha decidido un 69 % de los participantes en la encuesta. EFE

lvp/agc