Compartir

Bruselas, 24 mar (EFE).- El primer ministro belga, Charles Michel, aseguró hoy que el Gobierno belga “hará todo lo posible para esclarecer” los atentados terroristas del martes en Bruselas y dar con los responsables para así dar respuestas a las familias.

El político belga dijo que se arrojará “toda la luz” sobre el ataque, en un discurso previo al minuto de silencio nacional convocado por el Gobierno, la Cámara Baja y el Senado en homenaje a las víctimas, al que acudieron los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, entre otras personalidades.

El doble atentado se produjo el martes en el aeropuerto internacional de Zaventem, cercano a la capital belga, y en la estación de metro de Maelbeek, en el barrio donde se encuentran las principales instituciones europeas.

“Esa terminal del aeropuerto, somos muchos los que tenemos recuerdos ahí, con nuestra familia y amigos”, dijo, y añadió que el metro de la capital “es para muchos el día a día”.

Michel recalcó que los escenarios donde se produjeron los ataques “son la libertad que ha sido masacrada”.

“No cederemos a la barbarie”, apuntó el primer ministro, que estuvo acompañado además por los presidentes de la Cámara Baja, Siegfried Bracke, y del Senado, Christine Defraigne.

Los tres han depositado coronas de flores para rendir homenaje a las víctimas de los ataques.

En el doble atentado fallecieron 31 personas y resultaron heridas otras 300, según el último balance oficial.

Defraigne expresó su “compasión y empatía” con los afectados.

“Nuestra democracia va a ganar si es sólida, fuerte, y será así si estamos decididos a aplicarla”, señaló.

La presidenta del senado también se refirió a los ataques en París del pasado noviembre: ¿Quién podría imaginar que cuatro meses después la barbarie golpearía en nuestra casa?, lamentó.

En esta misma línea, Siegfried Bracke recalcó que los ciudadanos “estamos unidos por los valores de la democracia”. EFE

psr-cae/psh