Compartir

El tercer sospechoso del atentado del aeropuerto de Bruselas del martes, identificado como Najim Laachraui, fue detenido hoy en el distrito de bruselas de Anderlecht por fuerzas especiales de la policía belga, indicaron 'La Dernière Heure' y 'RTL'.

Con tan solo 24 años Najim Laachraoui se había convertido en uno de los
yihadistas más temidos y buscados de Europa
. Las autoridades lo
identificaron en las imágenes de las cámaras de seguridad el aeropuerto:
sería el hombre con sombrero que acompañaba a los dos kamikazes que se
inmolaron en el ataque perpetrado ayer en el aeropuerto y en el que murieron 11 personas. Se considera que puede ser el 'cerebro' de los ataques.

En su búsqueda se llevaron a cabo interrogatorios y registros, en
particular en el distrito bruselense de Schaerbeek, donde ayer por la
tarde se encontró un artefacto explosivo confeccionado en particular con
tornillos, productos químicos y una bandera del Estado Islámico (EI).

De
Laachraui no sólo se sospecha que estuvo directamente implicado en los
atentados de ayer, sino también en la red que llevó a cabo los que se
produjeron en París
el pasado 13 de noviembre, y que mataron a 130
personas.

Su ADN se encontró en el material explosivo utilizado en
la capital francesa. Los servicios secretos lo tenían en su punto de
mira, en particular porque tenían constancia de que había ido a Siria en
febrero de 2013.

En septiembre pasado fue objeto de un control,
en la frontera entre Austria y Hungría en el que dio una identidad falsa
-Sufiane Kayal-.

Iba entonces acompañado de dos presuntos
miembros de la red que atentó en París: el francés Salah Abdeslam,
arrestado el viernes pasado en Bruselas y el argelino Mohamed Belkaïd,
abatido por la policía tres días antes también en la capital belga.

Laachraui
tiene nacionalidad belga. Procede del barrio Schaerbeek y se
le relaciona con las redes yihadistas en otro sumario en el que la
justicia belga debe dictar sentencia el próximo mes de mayo.

La
Fiscalía pidió en febrero 15 años de prisión contra él por haber
reclutado a varios de sus amigos para el Estado Islámico (EI).

LA PISTA DE UN TAXISTA DIO CON LOS TERRORISTAS

La pista la proporcionó el taxista que les llevó al aeropuerto, y que ayer recordaba que no le habían dejado ayudarles con las maletas, el lugar donde presuntamente llevaban las bombas. En la imagen se puede ver a tres individuos con carros portamaletas. Dos de ellos llevan un guante que, se sospecha, podría ser el detonador de las bombas con las que presuntamente se inmolaron. Y un tercero, ataviado con sombrero y chaqueta clara, que logró huir y es el detenido, identificado como Najim Laachraoui.

Las autoridades belgas han identificado a los dos kamikazes: los hermanos Ibrahim y Khalid Bakraoui, de 27 y 30 años, que ya estaban fichados por al policía por vandalismo y en busca y captura.

Ibrahim había sido condenado a 9 años de prisión en Bruselas por disparar durante un robo a la policía. Por su parte Khalid había sido detenido por robo de vehículos. La Polícía sospechaba de su posible vinculación actual con el islamismo radical.